Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » Metas vs. Procesos

Metas vs. Procesos

“Cómo escalas una montaña es más importante que alcanzar la cima” —Yvon Chouinard

Tener metas es importante. Estas te permiten enfocar tu atención y esfuerzo en algo concreto y de esta manera aumentas las probabilidades de éxito.

Supongamos que quieres perder equis cantidad de peso para una fecha determinada.

Ya sea que quieres estar a punto para el verano o te vas a casar y quieres lucir genial ese día. Conseguir el objetivo es importante para ti, te motiva.

Así que decides que harás lo que sea necesario para cumplir con tu propósito.

Existen diferentes maneras de perder bastante peso en poco tiempo, no todas ellas saludables ni mucho menos sostenibles en el tiempo. Es probable que tu determinación te lleve a escoger un método de adelgazamiento que, aunque efectivo, puede tener consecuencias negativas en el largo plazo.

Llegado el día, la báscula señala el peso indicado ¡objetivo cumplido! Sin embargo, la forma como fue conseguido no es sostenible, no creaste un sistema que te permitiera ganar una y otra vez.

Lo más probable es que pasado el gran evento, los kilos perdidos (¡tal vez unos cuantos más!) regresen de forma acelerada y, vuelta a empezar, estás otra vez como al principio.

Para ganar de manera consistente no sólo basta con crear las metas adecuadas, también debemos crear sistemas que aumenten nuestras probabilidades de éxito continuo.

En lugar de someterte a una dieta milagro para cumplir con el objetivo, es mejor alternativa establecer un sistemas/procesos/rutinas que hagan más probable alcanzar tu meta y que sean sostenibles.

Así que decides hacer ejercicio cuatro veces por semana, eliminas el azúcar y los alimentos industriales altamente procesados y basas tu alimentación en productos más naturales, duermes ocho horas cada noche.

Un sistema como el anterior te ayudará a conseguir tu objetivo y también es sostenible. En lugar de amenazar tu salud, la fortalece.

Veamos otro ejemplo. Supongamos que eres un trabajador independiente y decides que necesitas conseguir 10 nuevos clientes cada semana. Esa es tu meta.

Sin embargo, esa es una meta que no está bajo tu completo dominio, diferentes circunstancias pueden impedir que la cumplas.

La alternativa es establecer un sistema que permita que la mayoría de las veces cumplas la meta. En lugar de declarar la meta basada en un resultado: “10 nuevos clientes a la semana” es mejor proponerse una meta de proceso: hacer 20 llamadas diarias a los prospectos de tu lista de contactos.

Lectura relacionada  15 Cosas que las personas felices no hacen

Mientras que no controlas si los prospectos en realidad se convertirán en clientes, lo que sí controlas es la cantidad de llamadas que haces.

Establecer procesos es la razón del éxito de muchos grandes artistas: Pablo Picasso, Woody Allen, Isaac Asimov, Stephen King. Todos ellos tienen en común la regularidad de sus rutinas, el proceso que realizan. Lo que hacen es simplemente practicar su arte todos los días, eso es lo que les ha permitido producir su monumental y masiva obra.

Así que cuando quieras alcanzar un gran objetivo, primero establece cuales son los procesos que con mayor probabilidad te conducirán hasta el.

Fuente https://www.notasaprendiz.com/blog/metas-vs-procesos

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.