Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Liderazgo » Tu fracaso como líder

No importa tu nivel de estudios ni la carrera que hayas estudiado. Un
verdadero líder, siempre tiene tiempo para verse a si mismo en acción, como
se conduce y trata a sus subordinados, también debe ser congruente entre sus
pensamientos y acciones ya que más allá de la influencia que pueda ejercer
entre su equipo de trabajo, es muy importante también el mensaje que se da
sin palabras. Un líder ¿nace o se hace? Pues si no nace, se puede hacer.

El liderazgo cognitivo puede ser el primer paso, pero también se debe tener
Don de gentes y Don de mando. Un líder por posición que dice “El que manda
aquí soy yo”  tiene su liderazgo por los suelos. Es cierto que existen
personas difíciles de tratar y llevar por un camino de resultados, pero
también es cierto que un buen liderazgo conduce al equipo no solo a lograr
los resultados sino a lograrlos de forma armoniosa y hace que todos en el
equipo se sientan orgullosos de pertenecer a él.

Existen listas interminables de las características que debe tener un buen
líder, pero aún así algunos fracasan por no tener las bases de lo que es un
buen liderazgo, es decir, no ejercen su humildad sin perder la autoridad,
gritan en vez de escuchar, imponen en vez de pedir puntos de vista y otras
tantas actitudes equivocadas que se toman por no tener una visión de lo que
es en realidad el liderazgo.

Las 10 causas del fracaso en el liderazgo

1. Incapacidad para organizar detalles.

Un liderazgo eficiente requiere capacidad para organizar y controlar los
detalles. Ningún líder genuino está jamás “demasiado ocupado”  para hacer
cualquier cosa que se le pueda pedir en su condición de líder. Cuando un
hombre, ya sea en calidad de líder o de asistente, admite que está
“demasiado ocupado” para cambiar de planes, o para prestar atención a una
emergencia, está admitiendo su incompetencia. El líder debe ser quien
controle todos los detalles relacionados con su posición. Esto significa por
su puesto, que ha de adquirir el hábito de relegar los detalles a asistentes
capaces.

2. Mala disposición para prestar servicios modestos.  

Los líderes realmente grandes están siempre dispuestos, cuando la ocasión lo
exige, a llevar a cabo cualquier tipo de labor que se les pida que hagan.
Que “el mejor de entre nosotros será el sirviente de todos” es una verdad
que todos los líderes capaces observan y respetan.

Lectura relacionada  Qué significa Liderazgo?

3. Expectativas de gratificación

Expectativas de gratificación por lo que “saben”  y no por lo que hacen con
aquello que saben. El mundo no paga a los hombres por lo que ?saben?. Les
pagan por lo que hacen, o impulsan a hacer a otros.

4. Temor a ser sobrepasado

El líder que teme que uno de sus seguidores pueda ocupar su puesto está
prácticamente condenado a ver cumplidos sus temores tarde o temprano. El
líder capaz entrena a sus suplentes en quienes pueda delegar, a voluntad,
cualquiera de los detalles de su posición. Sólo de ese modo un líder puede
multiplicarse y prepararse para estar en muchos lgares, y prestar atención a
muchas cosas al mismo tiempo. Es una verdad eterna que los hombres reciben
más paga por su habilidad para hacer que los demás trabajen, que lo que
ganarían por su propio esfuerzo. Un líder eficiente puede, a través del
conocimiento de su trabajo y del magnetismo de su personalidad, aumentar en
gran medida la eficacia de los demás, e incluirlos a rendir más y mejores
servicios que los que rendirían sin su ayuda.

5. Falta de imaginación.

Sin imaginación, el líder es incapaz de superar las emergencias, y de crear
planes que le permitan guiar con eficacia a sus seguidores.

6. Egoísmo.

El líder que reclama todo el honor por el trabajo de sus seguidores está
condenado a generar resentimientos. El verdadero líder no exige honor
alguno. Le alegra ver que los honores, cuando los hay, son para sus
seguidores, porque sabe que la mayoría de los hombres trabajarán con más
entusiasmo por recomendaciones y reconocimientos, que sólo por dinero.

7. Intemperancia.  

Los seguidores no respetan a los líderes intemperantes. Además, la
intemperancia en cualquiera de sus diversas formas destruye la resistencia y
la vitalidad de cualquiera que se deje llevar por ella.

8. Deslealtad.

Quizá esta causa debería encabezar la lista. El líder que no sea leal con su
organización y con su equipo, con quienes está por encima de él y con
quienes están por debajo, no podrá mantener mucho tiempo su liderazgo. La
deslealtad le señala a uno como alguien que está en el nivel del polvo que
pisamos, y atrae sobre su cabeza el desprecio que se merece. La falta de
lealtad es una de las principales causas de fracaso en todos los terrenos de
la vida.

Lectura relacionada  Gerencia en acción:“Empowerment” y trabajo en equipo

9 Acentuar la “autoridad” del liderazgo.

El líder eficiente enseña mediante el estímulo y no intenta atemorizar a sus
seguidores. El líder que trata de impresionar a sus seguidores con su
autoridad entra en la categoría del liderazgo por la fuerza. Si un líder
lo es de verdad, no necesitará anunciarlo, a no ser mediante su conducta, es
decir, con su simpatía, comprensión y sentido de la justicia, y demostrando,
además, que conoce su trabajo.

 
10. Insistir en el título.

El líder competente no necesita títulos para obtener el respeto de sus
seguidores. El hombre que insiste demasiado en su título, generalmente no
tiene mucho más en qué apoyarse. Las puertas de la oficina de un verdadero
líder permanecen abiertas para todos aquellos que deseen entrar, y su lugar
de trabajo está tan libre de formalidad como de ostentación.

Un buen líder piensa como una gente de acción y actúa como una persona que
piensa.

Autor :  BenCrocker

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.