Decide tu rumbo Una vez, mi hermano me envió un texto de Pablo Neruda. Lo incluyo íntegramente en este Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Estrategia » Pon rumbo a tus objetivos (parte II)

Decide tu rumbo
Una vez, mi hermano me envió un texto de Pablo Neruda. Lo incluyo íntegramente en este artículo:

No culpes a nadie,
nunca te quejes de nada ni de nadie,
porque fundamentalmente tú has hecho tu vida.

Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo y el valor de
Acusarte en el fracaso para volver a empezar;
corrigiéndote, el triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas
del error.
 

Nunca te quejes del ambiente o de los que te rodean,
hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer,
las circunstancias son buenas o malas según la voluntad o
fortaleza de tu corazón.

Aprende a convertir toda situación difícil en un arma para luchar.
No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte,
enfrenta con valor y acepta que de una u otra manera,
todo dependerá de ti;
no te amargues con tu propio fracaso,
ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o
seguirás justificándote como un niño,
recuerda que cualquier momento es bueno
para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar.

Deja ya de engañarte, eres la causa de ti mismo,
de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso.
Si, tú has sido el ignorante,
el irresponsable, tú, únicamente tú, nadie pudo haber sido por ti.

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado,
como la causa de tu futuro es tu presente.

Aprende de los fuertes de los audaces,
imita a los enérgicos, a los vencedores,
a quienes no aceptan situaciones,
a quienes vencieron a pesar de todo.

Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo
y tus problemas sin alimento morirán.
Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande,
que el más grande de los obstáculos.

Mírate en el espejo de ti mismo.
Comienza a ser sincero contigo mismo.
Reconociéndote por tu valor,
por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte.

Reconócete dentro de ti mismo, más libre y fuerte,
dejarás de ser un títere de las circunstancias,
porque tu mismo eres tu destino.

Y nadie puede sustituirte en la construcción de tu destino.
Levántate mira las mañanas y respira la luz del amanecer.
Tú eres parte de la fuerza de la vida
Ahora despierta, camina, lucha.

Decídete y triunfarás en la vida.
Nunca pienses en la suerte,
porque la suerte es el pretexto de los fracasados.
PABLO NERUDA

 

 

 

La idea clave es que delante de cada situación, tenemos la capacidad de escoger nuestra respuesta.
Incluyo en la bibliografía otros textos que nos pueden inspirar.
La idea clave es que delante de cada situación, tenemos la capacidad de escoger nuestra respuesta.
En este apartado incluyo unos pasos que para mí, son útiles para la reflexión. Quizás encuentres o desarrolles otros métodos validos para encontrar tu objetivos profundos y avanzar para hacerlos realidad. No dudes en compartirlos en este espacio blog o por e-mail (gestionrbs@gmail.com).
Nota: Las resoluciones a las que llegaremos al final no son como las que tomamos el día de fin de año, basados en el cambio de calendario en un momento de buenas intenciones. Las resoluciones a las que llegaremos están basadas en el impacto que tendrán en nuestra vida y están íntimamente unidas a nuestros objetivos profundos. Las escribiremos, las revisaremos periódicamente y mediremos su progreso.

1ª Etapa: Lluvia de ideas
“El primer paso indispensable para conseguir lo que queremos en la vida es éste: decidir que queremos”. Ben Stein [MIS99]
Coger bolígrafo y una libreta y apuntar las resoluciones que queramos adoptar y que nos inspiren en varias categorías. Las resoluciones en este punto pueden ser generales. En esta etapa hay que dar rienda suelta a la imaginación y no juzgar las resoluciones que nos vienen a la cabeza. Las cuatro categorías son:
1. Cuerpo
El ejercicio físico y una buena alimentación son el punto de partida del bienestar. “Mente sana en cuerpo sano” o “El cuerpo es el templo del alma”.
2. Hobbies
Las actividades recreativas son otro aspecto de nuestras vidas. En esta categoría podemos incluir también el aprendizaje como por ejemplo aprender una lengua extranjera.
3. Relaciones
Cuando empezamos a salir con nuestra pareja o cuando tenemos un hijo nos comprometemos a alimentar una relación para que haya confianza, respeto, dialogo, amor. Dedicar un tiempo a la mejora de nuestras relaciones debe figurar en nuestros objetivos si estamos de acuerdo en que la felicidad la encontramos al amar y ser amados.
4. Trabajo
El trabajo ocupa una parte demasiado importante en nuestras vidas como para que sea un tiempo donde no nos desarrollemos como personas y no contribuyamos al desarrollo de los demás. (8 horas al día, durante aproximadamente 40 años es demasiado tiempo para perderlo)

Ejemplos de resoluciones:
Cuerpo:
• Andar hasta la playa los domingos por la mañana.
• Ir a nadar dos veces por semana.
• Apuntarme al grupo ciclista de la empresa para hacer con ellos las excursiones de los fines de semana.
• Ir a correr los lunes y jueves antes del trabajo.
• Dejar de fumar.
• Desarrollar los sentidos.
• Tomar clases de canto.

Hobbies y formaciones:
• Aprender ingles y preparar un viaje a Estados Unidos el verano que viene.
• Preparar un viaje con mi pareja.
• Hacer un retiro espiritual.
• Tomar cursos de vela.
• Aprender francés.
• Planear crear mi empresa de alquiler de barcos a partir de mi afición por la vela.
• Aumentar la capacidad de mi acuario.
• Aprender a bailar.

Relaciones:
• Apagar la televisión durante las comidas para fomentar el dialogo.
• Intentar escuchar a los otros y hacer el esfuerzo de entender su punto de vista.
• No criticar ni juzgar a los demás.
• Tener paciencia cuando tu bebé llora “sin razón aparente”.
• Dedicar tiempo para ir a las reuniones de padres de la escuela de tu hijo.

Trabajo
• Lanzar una campaña de publicidad de mi negocio para atraer nuevos clientes.
• Hacer una formación en mi campo de interés para especializarme. (Una formación es una inversión en ti mismo. La crisis financiera nos enseña que invertir en uno mismo es la mejor inversión a corto y a largo plazo).
• Mejorar el servicio a mis clientes ofreciendo un valor añadido.
• Obtener una promoción.
• Dirigir un proyecto importante para la empresa.
• Ser enviado durante el periodo de un año a la sucursal que la empresa tiene en Londres.
• Compatibilizar mi trabajo actual con dar clases en la universidad.
• Montar mi negocio como consultor para tener flexibilidad de horarios.

2ª etapa: Análisis del porqué de nuestras resoluciones
“La felicidad, es saber lo que queremos y quererlo apasionadamente.” Félicien Marceau
Una vez tenemos las listas de las resoluciones que mas nos motivan, tenemos que revisarlas una a una e intentar llegar a las razones que nos llevan han hecho escribirlas. Este paso implica el ser crítico con uno mismo. La confrontación al porque tomamos las resoluciones nos ayuda a desenmascarar nuestros objetivos mas profundos. Conocer que queremos nos ayuda a focalizar nuestra energía hacia la obtención de esos objetivos.
Por ejemplo, si uno de los objetivos era obtener mas proyectos para tu negocio para aumentar tus beneficios para, en el futuro tener estabilidad financiera y tiempo libre, quizás seria mejor analizar que clientes nos dan el mayor beneficio (normalmente el 20% de los clientes contribuye al 80% del beneficio (es la regla conocida como el 20/80 o principio de Pareto)) y eliminar los clientes que nos dan menos ingresos y mas problemas. O quizás podríamos contratar y formar a alguien para liberarnos de tareas y tener más tiempo libre. Tenemos que poner rumbo hacia el cumplimiento de nuestros sueños y objetivos pero sin olvidar que tenemos que disfrutar del camino que nos lleva a ellos.

“Cuanto menos esfuerzo hagas, más rápido y poderoso serás.” Bruce Lee

3ª etapa: Sintetizar los objetivos, identificar las acciones y planificar
“La vida es una oportunidad, aprovéchala.” Madre Teresa de Calcuta

Sintetizar los objetivos para que se conviertan en la guía que marque el camino de nuestras acciones. La idea es que una vez conocemos bien nuestros objetivos, podemos focalizar nuestra energía para que cada una de nuestras acciones nos lleve a cumplirlos. Concretizar y planificar acciones a corto y largo plazo. El resultado de esta etapa es una lista de resoluciones concretas y que nos estimulan a la accion. Por ejemplo, si te gustaría crear una empresa a partir de tu pasión por la vela, podrías empezar pensando en trabajar en tu tiempo libre en un plan de negocios, realizar un estudio de mercado, hacer un análisis de la oferta existente y como tus ideas podrían atraer nuevos clientes hacia ti. El conocimiento del mercado y del servicio y valor añadido que podrías dar a tus clientes te daría la confianza necesaria para pedir un préstamo para empezar tu negocio.

“Quien prefiere la seguridad a la libertad corre el riesgo de perder las dos.” Benjamin Franklin.

Intentar planear a un año vista las acciones a seguir, que se derivan de las resoluciones, que nos llevaran a cumplir nuestros objetivos. Planear objetivos mensuales. Por ejemplo “voy a leer un libro al mes sobre la gestión de pequeñas y medianas empresas para aprender a optimizar el rendimiento de mi negocio. El lunes iré a la biblioteca para dejarme aconsejar por los libros sobre el tema.” Planificar es una herramienta muy importante para la organización personal. Cuanto mas planificamos y pensamos como hacer las cosas, mejor es el resultado. (El tema de la planificación será, sin duda, tratado en futuros artículos en este blog).

4ª etapa: Actúa y mide el progreso
“La felicidad la encontramos cuando nuestros actos están de acuerdo con nuestras palabras.” Gandhi.
“Que intentarías hacer si tuvieras la seguridad de que no ibas a fracasar?” Robert Schuller

Una vez hecho el ejercicio de encontrar nuestros objetivos profundos, haberlos escrito, y planificado las acciones que nos llevaran a ellos, solo nos falta el ACTUAR. Cuando identificamos nuestros objetivos y los escribimos, las decisiones que tomamos nos permiten avanzar hacia su realización.
Personalmente, intento escribir en una libreta, un par de veces por semana, reflexiones sobre mis sensaciones, reuniones o situaciones que vivido. Intento escribir también sobre las posibilidades de mejorar esas situaciones. Por ejemplo reflexiones sobre como han transcurrido las clases con mis alumnos, sobre que he hecho bien y sobre como podría mejorar para aumentar su motivación. También anoto aspectos y posibles mejoras como resultados de reuniones de trabajo, la educación de mis hijos y las relaciones con los que me rodean.

Errores a no cometer
1. Esperar a que los otros cambien para dar el primer paso.
“Empezad por cambiar en vosotros lo que queréis cambiar a vuestro alrededor.” Gandhi
2. Empezar mañana.
“No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.” Refrán popular
3. Querer cambiar demasiadas cosas a la vez. Un efecto que puede ser contraproducente es intentar cambiar demasiadas cosas a la vez. Tenemos que ser razonables con el camino para alcanzar nuestros objetivos. Si nos fijamos metas asequibles, el ir alcanzándolas nos dará una motivación suplementaria para continuar. Si, por el contrario nos fijamos metas demasiado elevadas, nos arriesgamos a desmotivarnos en el camino.
4. Fijar objetivos demasiado difusos. Por ejemplo, el objetivo “hacer mas deporte para mejorar mi forma física” es bastante difuso. El concretizar nos ayudará a integrar el objetivo en nuestro cuotidiano, por ejemplo: “hacer media hora de piscina los martes y los jueves a la salida del trabajo”.

Conclusiones
Este es el primer artículo de mi blog sobre Gestión del Tiempo y objetivos. En este artículo te invito a reflexionar sobre el hecho que vivimos en una espiral de trabajo, consumo y alineación en la que nos falta el tiempo para lo más importante: nosotros y los que nos rodean. Presento un proceso y algunos consejos que nos ayudan a darnos cuenta de que es lo que realmente nos importan y cuales son nuestras aspiraciones. Una vez sacamos a la luz nuestros objetivos, nuestras acciones nos acercan más a ellos. El hacer un seguimiento periódico de nuestros avances nos dará energía para continuar sobre el camino rumbo a nuestros objetivos.

Autor Rafael (rballabr@gmail.com).

Fuente http://gestionrbs.blogspot.com/2008/12/los-objetivos-profundos.html

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos. 

Lectura relacionada  ¿Qué tipo de empresa queremos ser?

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Comentarios (0)

  1. julian dice:

    mi vivencia esta perfectamente descrita en este articulo y llevo 5-6 años junto con mi mujer intentando conseguir priorizar – sistematizar y cumplir con el orden descrito de Cuerpo-Mente-familia-relaciones-trabajo…

    pero siempre hay algo-alguien que te hace caer de las prioridades marcadas y salirte del camino.

    en mi caso, me puede la responsabilidad del trabajo y de las personas que formamos la empresa y es a lo que le hecho la culpa de no poder tener mas tiempo para mi, mi familia, las relaciones,…

    yo creo que todos hechamos de menos un “Maestro” (como en la serie de “KUNFU” de los 70), al que acudir para que nos ayude a aclarar nuestras dudas esistenciales.

    muchas gracias por escribir este articulo.

    es mi primer comentario que hago en internet.

    • Estimado Julian

      Muchas gracias por tu participación y el hecho que sea tu primera participación en internet me da un grado de compromiso y responsabilidad mayor aun.
      Entiendo lo que me dices de que todos echamos de menos a un “Maestro” que nos ayude. Lamentable (o afortunadamente) en la vida no existen soluciones mágicas y ninguna receta ni personaje que pueda solucionarnos los problemas en un solo consejo.
      Digo afortunadamente, porque sino.. nos estariamos perdiendo la posibilidad de crecer ya que de otra manera, por mas sutil que parezca, estariamos dependiendo y quien depende, no supera sus pruebas.
      Estoy convencido que la mayoria de las personas de éxito (y atención exito no como sinónimo de riqueza) han comprendido que el Maestro existe y esta dentro de ellos. La madurez, la experiencia, la visión y el coraje les han enseñado como reaccionar o como actuar frente a las situaciones que se les presentan y de cada acto, han aprendido.
      Nuestra vida, es un libro en blanco que se nos regala al nacer. El autor (tu Maestro), somos cada uno de nosotros quienes con nuestras decisiones, nuestros triunfos y nuestros fracasos, vamos llenando cada hoja con experiencia, conocimiento y sabiduría.
      Ser sabio no es patrimonio de unos pocos elegidos. Ser sabio es una posibilidad para quien ha decidido trabajar para ello.
      Un gran saludo y nuevamente, muchas gracias por acompañarnos
      Juan Carlos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.