Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Estrategia


Home » Estrategia
Prospectiva estratégica, Forecasting y Foresight
18 May
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Prospectiva estratégica, Forecasting y Foresight »

La Prospectiva estratégica se viene empleando como herramienta desde la década de los años cincuenta, mismos que sus resultados han sido de gran éxito, el país pionero que implemento esta técnica en su desarrollo industrial fue Japón, en el campo de la actividad electrónica y la actividad automotriz. Hoy en día, en México, pocos usan esta herramienta, situación un poco preocupante; resultado de esto es, de que las personas que toman decisiones en las organizaciones, desconocen su existencia; y esto por falta de información por empresas públicas facultadas, quienes deberían otorgar cursos de actualización y talleres acerca de la Prospectiva Estratégica a empresarios.
El presente artículo enfoca el estudio de la Prospectiva Estratégica, con la finalidad de que las empresas conozcan su uso y aplicación, y logren con ello una economía sostenible mediante un futuro deseable, en donde puedan influir en él.
Las empresas deben enfocarse en planear su futuro, no quedarse con los resultados que está viviendo en el presente;

Ser mejor versus ser distinto: ¿qué ayuda más cuando la competencia se recrudece?
11 May
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Ser mejor versus ser distinto: ¿qué ayuda más cuando la competencia se recrudece? »

Por Rosario Silva, Juan Santaló, Manuel Becerra – Una empresa diferenciada tendrá la capacidad de fijar precios superiores y ofrecer menos descuentos, pero ¿qué estrategia de diferenciación será más efectiva cuando la competencia aumenta? La estrategia de diferenciación basada en ser mejor, por ejemplo, ofreciendo una mayor calidad, protege más a la empresa de la presión para reducir precios que la estrategia basada en ser distinto, como es el caso de aquellas que se apoyan en la marca.
Seguir una estrategia de diferenciación ayuda a las empresas a subir los precios y obtener una mayor rentabilidad. Además, se ha asumido que estar diferenciado es una de las mejores armas estratégicas para luchar contra la competencia. Sin embargo, la investigación no ha aportado muchas evidencias sobre esta relación. Los estudios existentes se han centrado fundamentalmente en entender si para una empresa es más rentable seguir una estrategia de diferenciación o una estrategia de liderazgo en coste, pero sabemos poco acerca de cuáles son las estrategias de diferenciación más efectivas para hacer frente a una fuerte competencia.
El esfuerzo por diferenciarse permitirá a la empresa fijar un precio superior debido a que la lealtad y la menor sensibilidad al precio de sus clientes la aislarán de la presión competitiva.
Estrategias de diferenciación
El concepto de estrategia de diferenciación fue popularizado en los años ochenta por Michael E. Porter, en cuyo libro Estrategia competitiva defendía la existencia de tres estrategias genéricas que ayudan a crear un buen posicionamiento dentro del sector: liderazgo en costes, diferenciación y enfoque. En su opinión, una empresa sigue una estrategia de diferenciación cuando crea algo que es percibido en el mercado como único.

¿Y si a pesar de todo la Estrategia falla?
7 May
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

¿Y si a pesar de todo la Estrategia falla? »

La Estrategia falla en ocasiones y Jim Collins en “Empresas que caen y por qué otras sobreviven” de Ed. Deusto habla de que existen correlaciones entre el fracaso y la estrategia: las variables que identifica están correlacionadas con las pautas de rendimiento estudiadas, pero no afirma que exista una relación causal y por tanto, es imposible afirmar que haya una relación causa-efecto con una seguridad del cien por cien.
    Cuando la Estrategia falla se plantean una serie de cuestiones fascinantes:
¿Hay unas fases claramente diferenciables en el declive?
Si es así, ¿se puede identificar el declive precozmente? ¿Existen indicadores reveladores?
¿Se puede invertir el sentido del declive?
Y, si es así, ¿Cómo? ¿Hay un punto de no retorno?.
Lo realmente determinante de la obra de Collins es que de los datos estudiados surgió un esquema sobre cómo caen las grandes empresas. No es el esquema definitivo sobre el declive empresarial, las empresas pueden caer sin seguir exactamente este esquema (por factores como fraudes, escándalos, mala suerte, etc.) pero corresponde de manera precisa a los casos que Collins aporta en su libro.
Fases en la caída cuando la Estrategia falla. El modelo consta de cinco fases sucesivas

¿Qué aporta la estrategia hoy a una empresa?
24 Abr
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

¿Qué aporta la estrategia hoy a una empresa? »

Por Julen Iturbe – Siempre está bien recuperar a los clásicos y volver a ubicar sus propuestas en el momento presente. Allá por las década de los 80-90 del siglo pasado, cuando uno estudiaba en la universidad, siempre recordaré las lecturas de Henry Mintzberg. Pasaron por mis manos varios de sus libros, auténticos clásicos de la literatura del management. Entre ellos, tres que recuerdo con especial cariño: La estructuración de las organizaciones, El proceso estratégico y Safari a la estrategia (aquí un completo resumen).
En este último libro Mintzberg explicaba diferentes escuelas y maneras de entender la estrategia. Allí proponía lo que se ha popularizado como las 5P de Mintzberg: estrategia como plan, pauta de acción, patrón, posición o perspectiva. Pues bien, hoy en día, cuando encaramos un proceso de reflexión estratégica con una empresa, ¿qué sentido tiene esta y qué debería aportar?
Quizá lo primero sea reconocer que sí, que el mundo ha cambiado lo suficiente como para no pensar en la estrategia como algo que aporta lo mismo para todas las empresas.

La Planificación, los Imprevistos y Eisenhower o… Covey
18 Abr
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

La Planificación, los Imprevistos y Eisenhower o… Covey »

Por Freddy Hayvard – Estamos iniciando un nuevo año (*) y con ello enfrentamos el desafío de cumplir los objetivos y las metas determinadas para este período. Para lograrlo, es seguro que hemos “planificado” el quehacer necesario para ello y tenemos producto de ello, un muy buen plan. E incluso, es posible que lo hayamos hecho en el mes de Octubre o Noviembre pasado y ahora en este primer mes del año, estamos preparados (según nosotros) para enfrentar este nuevo desafío.
Pero la historia y más exactamente las investigaciones, nos señalan que un gran número de personas muy luego y dentro del primer trimestre, abandonarán esos planes tan bien elaborados y comenzarán a actuar en base a la improvisación. ¿Qué les sucedió? Algo que es de común ocurrencia: los imprevistos.
Varios de ustedes posiblemente estén pensando que justamente una buena planificación elimina los imprevistos. Sí, es cierto, pero no del todo, pues un buen proceso de análisis previo a la planificación propiamente tal, hace disminuir (pero no los elimina) los riesgos de tener un imprevisto.