No hay datos científicos que afirmen que sea algo hereditario o con lo que se nazca.

Pero si podemos afirmar que Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Emprendedores » Emprendedor se nace o se hace? – Mis primeros pasos –

No hay datos científicos que afirmen que sea algo hereditario o con lo que se nazca.

Pero si podemos afirmar que hay ciertas cualidades de la persona que hacen que se dé de manera mas natural que otros quienes necesitarán algún estimulo o capacitación para lograr emprender.
Una breve introduccion: que los ubicará en el contexto del relato, desde muy pequena viví en una quinta, alejada de la ciudad, los quioscos, de la TV, pero rodeada de naturaleza, árboles, hermanos con amigos que venian casi a instalarse en la pileta. Con lo cual generó un ambiente propicio para que mi imaginación tomara vuelo.
Mis primeros pasos emprendiendo: cuando tenía solo 8 años buscaba alguna forma de obtener ingresos, por ese entonces me confirmaba con unos pocos pesos, o quizás centavos… mis recursos eran escasos, pero una imaginación enorme, supongo que gracias a la seducción que siempre despertaron los libros en mi desde muy pequeña.
Continuando mi relato, tenía un juego hermoso de sellos con dibujitos de los pitufos, otros de tribilín y no recuerdo que otro personaje (creo que animales, pero no vienen al caso), un montón de hojas en blanco y una abrochadora. Conseguí una tijera, y recorté mis hojas blancas en pequeños trocitos de similares dimensiones. En un extremo inferior le plasme un sellito que luego coloreaba, esas hojitas luego las abrochaba de piloncitos de 20 unidades.
Tuvieron mucho éxito mis blocks, los vendí a los comercios del centro de la ciudad, todos me compraban, pues también me conocían y creo que les despertaba mucha ternura, y los vendía por solo $0,10 o $0,50 los mas caros. Por supuesto que mis padres también eran blanco de mis creaciones.
Tiempo mas tarde, algunos pocos años después, tomé un curso de manualidades, aprendí a pintar con óleos, a hacer muñecos de lana, tarjetas, etc. Tomé este curso por casi un año, llegado el verano, próximo a las fiestas de navidad, ya contaba con una gran producción de manualidades para la venta. En mi ciudad natal, se hacía una especie de feria en el Museo, una de mis tías, quien hacía manualidades (debo reconocer que mucho mas profesionales que las mías) tenía un stand, yo preparé mi valijita con todos mis artículos y tenía un sector dentro de su puesto para mi, no recuerdo exactamente cuanto, pero alguna de mis creaciones fueron vendidas. Cuanto orgullo que me daba exhibir mis trabajos y ver que la gente preguntaba por ellos y hasta compraban.
Empecé a tomarle el gusto a esto de ir ganandome mi dinerillo, ya había pasado navidad…tenía que inventar algo mas, otra cosa.
Mi padre siempre, y cuando digo siempre, me refiero a desde que tengo uso de razón hasta la actualidad, utiliza pañuelos de tela. Mi madre, tuvo un momento durante mi infancia que le gustaba la costura. Con lo cual, tenía por un lado la necesidad latente detectada, por el otro la fuente de materia prima. Le pedí a mi madre, que me regalase retazos de tela, los cortaba, les hacía el dobladillo y las cocía a máquina, luego le vendía a mi padre los pañuelos terminados.
Podría relatar muchos casos como este, porque ahora que me pongo a analizar he emprendido muchas cosas en mi vida.
Durante mi infancia, estaba muy de moda, el Inspector Gadget, el cual me despertaba mucha
inspiración, para mi mente que no se cansa de fantasear. Y recuerdo formar un “Club de investigadores” con credenciales de miembros, entre mis mas amigos de la primaria. No teníamos definido un rubro, solo investigabamos, algunas veces la naturaleza o alguna historia que inventabamos. No duró mucho el Club, pero fue divertido mientras duró.
Estos relatos fueron los primeros pasos por el emprendimiento. Si bien pequenos y e insignificantes vistos hoy en día, marca un espíritu aventurero y con necesidad de desafíos, sin miedo a las equivocaciones. Que son muy importantes a la hora de emprender.
Espero que el compartir estas experiencias hayan sido el disparador para que te pongas a pensar en tus primeros emprendimientos. Cuales fueron? podrías listar al menos 3? Me encantaría que las compartieses con nosotros.
Autora Pilar

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos. 

Lectura relacionada  Problemas para emprendedores: crecer demasiado rápido

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.