por Inti Núñez

Todas las empresas tienen estrategias. Estas pueden estar declaradas, es decir, quienes manejan la empresa las conocen y Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Estrategia » Cómo saber si la estrategia de tu pyme está bien, y cómo armar una

estrategia 05por Inti Núñez

Todas las empresas tienen estrategias. Estas pueden estar declaradas, es decir, quienes manejan la empresa las conocen y las pueden exponer; o ser intuitivas o emergentes, es decir, se adivinan desde la toma de decisiones, rutinas y patrones de decisiones que expresan las empresas, sean sus directores o sus operarios quienes definan las acciones.

Básicamente, las estrategias son decisiones sobre cómo crecer –hacia dónde se dirige la empresa-, y diferenciarse –cómo hacer las cosas-. Por esto, definen formas de inversión de los recursos: tiempo, activos intangibles y dinero.

¿Cómo puede saber el pequeño empresario o el emprendedor, que no tiene tiempo para dedicarse a análisis tediosos y que agoten su escasa base de recursos, si va bien o no?

Una de las formas más fáciles es preguntarse cómo está gastando sus recursos y cuál es la tensión de gasto sobre los mismos. Algo hay en común entre el emprendedor que se gastó todo en un video promocional sin tener claro el por qué, o que se gastó millones en ir a una conferencia, o que contrató a un ejecutivo adelantándose al requerimiento; y el empresario que comienza renovar computadores, a organizar eventos, a redecorar continuamente la oficina con la sensación de que le va bien y le sobran recursos. Ambos tienen tiene fallas en sus estrategias.

Una buena estrategia genera tensión sobre los recursos, es decir, cada inversión es justificada y le gana a un portafolio de opciones. En este sentido, el emprendedor deberá esperar a que la inversión en diseño y promoción se justifique y deberá tener claro que existirán momentos en que cualquier peso puede hacer la diferencia. Y el empresario deberá saber que una empresa que no demanda con claridad recursos focalizados, es una empresa que comienza a dejarse llevar por la corriente y pierde competitividad.

¿Cómo generar estrategias fáciles, rápidas y eficientes?

Siempre es aconsejable dejarle tiempo a la estrategia, sin embargo, una forma fácil es definir al menos un patrón de crecimiento.

¿Dónde debo crecer en los próximos 2 años?

¿Qué necesito para lograrlo? (Nuevos locales, más maquinaria, mayor proactividad en la fuerza de venta, ampliar turnos de trabajo, etc.)

¿Cómo me diferencio? ¿Qué características voy a reforzar? ¿Con qué innovación? A partir de estas preguntas se debiera generar un listado de proyectos: compras de activos, mejoramiento –o aseguramiento- de procesos, trabajo sobre clientes, innovaciones; las cuales se deben priorizar e invertir, generando la tensión de cambio de una empresa sana.

Lectura relacionada  Empresa familiar: De emprendedor a empresario

Preocúpese si Ud. no se ha preguntado cómo está creciendo, ni cómo refuerza su diferenciación, o qué innovaciones ha hecho en el último tiempo. También, si nota algo de statu quo en sus decisiones.

Probablemente, esté perdiendo dinero en malas decisiones o margen (falta de competitividad). Como advertía Thomas Mailer: “Hay una ley de vida, cruel y exacta, que afirma que uno debe crecer o, en caso contrario, pagar más por seguir siendo el mismo”.

Autor Inti Núñez –  Director ejecutivo –  Centro de Innovación, Emprendimiento y Tecnología (CIET) – Universidad Adolfo Ibáñez

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en:

suscribete sobre

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. Javier Castañeda Aguirre dice:

    Es Norman no Thomas

  2. […] Todas las empresas tienen estrategias. Estas pueden estar declaradas, es decir, quienes manejan la empresa las conocen y las pueden exponer; o ser intuitivas o emergentes, es decir, se adivinan desde la toma de decisiones, rutinas y patrones de decisiones que expresan las empresas, sean sus directores o sus operarios quienes definan las acciones.Básicamente, las estrategias son decisiones sobre cómo crecer –hacia dónde se dirige la empresa-, y diferenciarse –cómo hacer las cosas-. Por esto, definen formas de inversión de los recursos: tiempo, activos intangibles y dinero.¿Cómo puede saber el pequeño empresario o el emprendedor, que no tiene tiempo para dedicarse a análisis tediosos y que agoten su escasa base de recursos, si va bien o no?  […]

  3. […] por Inti Núñez Todas las empresas tienen estrategias. Estas pueden estar declaradas, es decir, quienes manejan la empresa las conocen y las pueden exponer; o ser intuitivas o emergentes, es decir, …  […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.