por Gabriela Turiano

Tener proyectos, objetivos y metas es inherente a la condición humana. Eso significa que todos, en menor Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Coaching & Mentoring » ¿Cómo lograr lo que quieres y tener éxito en tu carrera profesional?

gabriela turianopor Gabriela Turiano

Tener proyectos, objetivos y metas es inherente a la condición humana. Eso significa que todos, en menor o mayor medida, tenemos proyectos y objetivos por cumplir. Lo que cambia de una personalidad a la otra, de una historia a la otra, tiene que ver con lo que hacemos para lograrlo y no con el objetivo en sí. Hay personas que tienen una determinación férrea y que, contra viento marea, siguen en el camino hacia sus objetivos. En cambio, otros se decepcionan ante el primer tropiezo y desisten.

Pero, si eres de los que sí tienen un objetivo profesional y les quita el sueño no conseguirlo, seguro te puedes preguntar ¿qué es lo que hace que a veces no logremos lo que queremos? Te doy mi respuesta en versión simplificada: falta de dirección y falta de estrategia.

Déjame regalarte MI modelo personal para el logro de objetivos profesionales, un esquema paso a paso para saber cómo lograr lo que quieres y tener éxito en tu carrera profesional. Cada paso, con un ejemplo para que comprendas perfectamente su significado. Como es un poco largo, lo he dividido en dos artículos (para que no te canses de leer). Síguelo, y lograrás ser exitoso en lo que te propones. Sin secretos ni trucos.

Este es MI modelo personal para el logro de objetivos profesionales (primera parte):

1. ¿Cuál es tu dirección?: no me canso de decirte (y escribirte) que es bien importante saber qué es lo que quieres lograr. Si no sabes dónde irás de vacaciones, ¿cómo vas a saber si puedes ir en auto o en avión? Pero, por favor no olvides, debes definirlo con profundidad. ¿Qué es específicamente lo que quieres lograr? Incluye detalles. Esto te ayudará a profundizar y a descubrir qué es lo que quieres detrás de lo que dices que quieres. Por ejemplo, una de mis clientas decidió que su objetivo profesional es tener un exitoso negocio propio, uno en el que pudiera ayudar a mamás trabajadoras a compatibilizar su vida laboral y la crianza de los niños menores de 10 años. Lo ves? Eso es específico. Ella no va en busca de cualquier negocio exitoso, ni va a buscar ayudar mamás que no trabajen, o a trabajadores que no sean mamás.

Lectura relacionada  Superación personal. ¿Conocemos y aprovechamos nuestras habilidades?

2. ¿Cuál es tu propósito?: esto también es bien importante. ¿Para qué quieres lograr esto? Además de ser tu motivador, te ayuda a detectar incoherencias. Te doy un ejemplo, tu objetivo, tu dirección es lograr una prestigiosa y bien paga posición gerencial regional en tu compañía, y tu propósito es poder darle más a tu familia. ¿Te suena coherente? A primera vista “regional” para significar viajes a distintos países, ¿no? (Bueno, algunas empresas podrán manejar el mundo virtual de manera espectacular, pero hasta donde yo sé los aviones están repletos de gente que se desplaza por trabajo). Y “darle más a tu familia” podría ser sólo dinero, o también podría ser tiempo, energía, afecto. Algo bien difícil (no dije imposible) de dar a distancia.

3. ¿Cuáles son tus límites?: Esto es fundamental. Saber qué cosas NO estás dispuesto a hacer para lograr tu objetivo profesional es primordial. ¿Por qué? Porque determina qué caminos no puedes tomar. O mejor dicho, no debes tomar, porque sino estarías traspasando tus límites y además de que te sentirás mal, no durarás mucho en ese camino. Por ejemplo: una de mis mentoras tiene un hijo pequeñito y siempre dice que ella podría ganar mucho más dinero y ser aún más reconocida si hiciera sus talleres y seminarios presenciales en otras partes del mundo. Pero ella sabe que allí está su límite. Su prioridad está en criar y disfrutar de su niño y no traspasará esa barrera. Todas tus decisiones y sus estrategias están dentro del campo de acción que está cercado por tus límites.

4. ¿Qué opciones tienes? Normalmente no hay una sola forma de alcanzar lo que quieres. Aquí tienes que usar tu creatividad. Cuantas más opciones evalúes, mejor. No las dejes boyando en tu cabeza. Bájalas a papel. No las descartes mentalmente. Escríbelas en un papel y luego las evalúas y las descartas. Muchas veces una opción no te parece muy buena, pero al verla escrita luego asocias otra idea y descubres otra opción. Muchas veces las mejores opciones son combinaciones de varias ideas. Por ejemplo: una de mis clientas quería tener un mentor técnico (es una persona que tiene tu misma profesión y conoce técnicamente el trabajo y lleva más experiencia en el rubro de manera que puede enseñarte). Por un lado estaba su jefe, lo cual era muy conveniente por la cercanía, pero ella no estaba contenta con las habilidades interpersonales de su jefe y no se sentía cómoda adoptándolo como mentor. Por otro lado, hacía tiempo había tenido una profesora que cumplía las expectativas de mi clienta pero siempre tenía mucho trabajo y no le era posible hacer los encuentros necesarios para mentorear a mi clienta. Hasta que descubrió que una posibilidad era cambiarse de empresa y trabajar con esta persona. De esa forma sería su jefe y tendría la cercanía y la oportunidad de entrenarla y mi clienta lograría su objetivo.

Lectura relacionada  Una forma personal de gestionar el estrés

5. ¿Qué obstáculos se interpondrán en tu camino? Pensar que todo va a ser perfecto en el camino hacia el logro de tus objetivos es tan irreal como pensar que todo saldrá mal. Los extremos no son recomendables. Así que una buena técnica es conocer cuáles son los obstáculos que pueden interponerse en tu camino y prepararte para ellos. Por ejemplo: cuando yo dejé mi trabajo seguro para darle fuerza a mi negocio propio sabía que el primer obstáculo que iba a aparecer es la inestabilidad de los ingresos. Todos necesitamos pagar las cuentas y el salario fijo a fin de mes ayuda. Pero cuando tienes un negocio propio, nada es fijo. Saber que esto iba a ocurrirme me ayudó a prepararme. Agudicé mi planificación financiera del hogar (siempre fui fanática de esta planificación, pero la mejoré aún más) e hice lo mismo con la planificación financiera de mi negocio. Prepararme para “los problemas” me ayudó a ser más eficiente con mis cuentas y a que la inestabilidad no me tomara por sorpresa y me hiciera abandonar.

Con esta parte del modelo, ya estás en condiciones de definir tu objetivo profesional y comenzar a explorar el camino hacia ese logro. ¿Qué idea ha resonado en ti al leer este artículo?

Autora Lic. Gabriela Turiano gabriela@coachingparatucarrera.com

La Lic. Gabriela Turiano es coach certificada, mentora de negocios y experta en liderazgo y desarrollo profesional. Ha creado www.coachingparatucarrera.com y se dedica a asesorar a líderes, jefes y gerentes para que logren sus objetivos profesionales, potencien su carrera o puedan crear su negocio propio

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante

 para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

ingresando tu dirección de correo en:

suscribete

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Ten la precaución de escribir bien tu dirección y luego debes confirmar la suscripción aceptando un mail que recibirás en tu casilla desde Feedburner. Sólo entonces estarás realmente suscripto !!

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar MUCHO más material relacionado a este tema que te interesa en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.