Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Emprendedores » Emprender en época de crisis?

Emprender en época de crisis?

por Julio Ignacio Laespada

Más de dos décadas desarrollando por toda España un Programa completo de sensibilización y creatividad para emprender, nos ha dado una experiencia de reacciones muy positivas en más de trece mil estudiantes de últimos cursos de su carrera, postgraduados y desempleados en general, que asistieron a nuestro proceso formativo para el Autoempleo en catorce de las diecisiete Comunidades Autónomas españolas, con una veintena de Universidades y diferentes Centros Europeos de Innovación adheridos a la Red Europea EBN, Agencias de Desarrollo Local de grandes Ayuntamientos, etc.

Por nuestra acción directa en el conjunto español hemos estimado una creación de nuevas empresas superior al millar, teniendo entre nuestro principal valedor institucional, sobretodo durante la década de los 90, a la principal Cía. eléctrica nacional, con sede en Bilbao.

Pero tras este esfuerzo, constatado y medido, de trasladar a los desempleados este ímpetu de cambio en su actitud., en base a lo que llamamos Motivación Empresarial (hemos sido pioneros en España en este quehacer, desde 1985), en nuestro afán de “cambiar el chip” de los asistentes a nuestros seminarios hacia el hecho de emprender, llevándoles al convencimiento de que el Autoempleo es una opción de empleo. Una vez conseguido esto y con un mensaje claro vocacional, la gente “se autoconvence” en base a la motivación que le supone el reto personal y la clara posibilidad de “poder llegar a ser” empresario. Dos características denotan con claridad al “converso”: el afán de independencia y la capacidad de mejorar lo existente (en el mercado), o sea, autonomía e innovación. Por tanto, ya estamos hablando de dos cualidades básicas que denotan la actitud del novicio de empresario, la cual ha de tener connotaciones de mejora muy claras, tremendamente positivas, diría yo, pues sin ese posicionamiento de salida difícilmente podrá iniciarse una singladura empresarial.

Frecuentemente se asocia al fenómeno de emprender a la imagen del joven que arranca una nueva aventura empresarial, más o menos innovadora, aunque en sí el sentido de ‘emprender’ implica otros conceptos de creación de grandes empresas, o en el lanzamiento de nuevas operaciones, generalmente novedosas, en las empresas existentes. Nuestra filosofía se basa en demostrar al futuro empresario, a cualquier desempleado, sea joven o maduro, cómo puede ser capaz de convertir sus diferentes amenazas, las que le acechan por el desempleo, en claras oportunidades de desarrollo personal, es decir, lanzarse al auto-reto y preguntarse:”¿puedo?”. Eso puede sonar a una clara actitud autoinquisitoria, de exigencia de respuesta, es decir, de “oportunidad” para resolver su problema personal, que lo es asimismo de la sociedad en la que vive Yo insisto mucho a los jóvenes de nuestras universidades españolas en que eviten ser un problema por el desempleo para sí y para la sociedad, pues esa situtación en sí misma lo es. Hay quien entiende muy bien esta filosofía por autocuestionarse la propia capacidad. “Si otros lo hicieron ¿por qué no yo?”, cuya respuesta positiva resuelve un problema social –uno menos en la lista de desempleados— y contribuye, por tanto, al enriquecimiento de la sociedad. Más tarde, el Autoempleado se convertirá, muy probablemente, en empleador. De ahí mi filosofía del cuarto nivel del emprendedor: ‘de autoempleado a empleador’, pasando por los tres niveles anteriores: 1) Cambio en la Actitud: ‘motivación’. 2) Búsqueda de la idea: ‘desarrollo de la creatividad’. 3) Aptitud: aprendizaje para desarrollar el ‘Proyecto de Empresa’. 4) Desarrollo y crecimiento empresarial.

Lectura relacionada  7 pecados de los emprendedores novatos

Nuestro objetivo, tras conseguir un cambio en la ‘actitud’, se centra en ayudar al futuro empresario a buscar su ‘idea de negocio’, ese tesoro escondido que requiere ser descubierto y que, a buen seguro, está en alguna parte. Es a partir de aquí donde se requieren dotes para la ‘aptitud’, que no es ni más ni menos que en saber formarse para manejar positivamente el binomio actitud-aptitud de cara a lo que está por venir. Aquí solo triunfan los valientes, los optimistas, los que desean arriesgar, los inquietos por el conocimiento y la experiencia, los motivados hacia el reto personal, los valedores de la autoestima, los guerreros aguerridos que no descansan y velan sus armas, los buscadores de tesoros escondidos que no lo están tanto, los pertinaces, los generosos con el tiempo de trabajo, los entusiastas de su propio quehacer, los amantes de su propia independencia, … ¿se puede pedir más? Pues esta es la madera con la que se construye un ‘nuevo empresario’ en tiempos de crisis.

Quienes gobernamos nuestro propio empleo sabemos que todas estas características son la peana sobre la que ha de cimentarse la figura del empresario. Por eso, durante el desarrollo de nuestro ’Proceso formativo para Creación de Empresa’, no permitimos la desmotivación a nadie, no dejamos que a nadie se le caiga al suelo esa actitud positiva generada, sin la que su hermana aptitud –para emprender—no podría aparecer. ¿De qué vale conocer todos los conceptos de la buena gestión empresarial sin una clara actitud vocacional para el empresariado? Los novicios no maduran nunca sin ella, pues desertarían fácilmente. Y con ella se ha de vivir cada día, cada mes y cada año de su devenir empresarial. Ese es el secreto de nuestro afán de formación durante muchos años para conseguir un buen proyecto de empresa, que nos lleve finalmente al alumbramiento del nuevo ‘niño’ empresarial.

La perseverancia y la permanente actitud innovadora, ilusionante, entusiasta, entregada, humanamente progresiva, … harán lo demás, sabiendo convertir día a día las constantes amenazas en claras oportunidades de negocio. Enhorabuena para todos aquellos que sepan trabajarse esta conversión diaria para poder triunfar. Lo contrario es hundirse en la mediocridad y en dejarse llevar por la corriente, llorar con los demás… Suelo decir frecuentemente que el emprendedor es una persona que mira como los demás, pero de manera diferente, es decir, observa. He ahí el permanente saber estar al acecho de cuanto sucede en el entorno, buscando oportunidades y alejando las amenazas de su entorno. Que nadie se llame a engaño. Quien diga que emprender un negocio es fácil se equivoca. La financiación no es precisamente el problema, lo digo con conocimiento de causa. Pero de la misma manera nadie podrá decir: yo no puedo. Podrá convencernos de que ese no es el camino que desea. Y se lo aceptamos. Pero la palabra imposible no existe en este territorio de nuevos empresarios. Los que ya lo somos escapamos de esa palabra como alma que lleva el diablo. Que nadie lo dude, pues de lo contrario estaríamos llenos de amenazas por todas partes.

Lectura relacionada  17 características de los CEOs de startups

Pasamos por tiempos duros e inesperados. La crisis mundial azota las economías. Y está demostrados que las épocas de vacas flacas hay más oportunidades que en las de vacas gordas. ¿¿¿COMOOOO???. nos preguntarán algunos, semiofendidos, con cara de extrañeza y angustia. Lean, lean los viejos manuales de Management y verán que los grandes empresarios y las grandes fortunas se amasaron tras la primera guerra mundial, luego tras la depresión de 1929, y más tarde tras la segunda guerra mundial. Momentos de incertidumbre como la caída del telón de acero y los regímenes comunistas de 1989 forjaron grandes capitales entre gente que antes no eran nada, hoy son grandes magnates y fuertes empresarios. Estamos en 2009 y ya llevamos casi dos años de hecatombe financiera, terremoto inesperado, volcán de la finanzas y del comercio mundial. Emerge un nuevo socialismo latinoamericano, USA Brilla con un nuevo presidente afroamericano, las tensiones de oriente medio se agudizan mientras en Oriente extremo se tensan los hilos del tejido político por obra y gracia del loco que dirige Corea del Norte.

Dos nuevos contrapoderes retan a USA: los países añorantes del viejo comunismo con vestimenta latina, o los talibanes fundamentalistas que amenazan a occidente con una nueva ‘guerra santa’ para reconquistar El Andalus, convertir o matar –depende— a los infieles enemigos de Mahoma, con el cabeza enemigo público número 1: Bin Laden, quien dirige impertérrito desde algún bunker oculto y como sello de guerra a sus ‘yihadistas’, guerreros del Islam les dicen, cuando son una nube de terroristas repartidos por el mundo, unos despiertos, otros dormidos a la espera de la señal ‘santa’, dejando tras de sí una espiral de violencia que ataca a diario a países vulnerables de África, continente corrompido, pobre y enfermo, a cuyo futuro incierto nadie se atreve a meterle el diente. Todo este complejo mundo tenso entre intereses de oriente y occidente, sumada la catástrofe financiera de Wall Street y los pésimos remedios de los gobernantes, notable es el caso de España con la peor tasa de desempleo de la UE, hacen sin duda caldo de cultivo para estimular a la gente hacia el ‘Autoempleo’ buscando y descubriendo nuevas ideas de negocio, local o no, porque eso es para gente despierta, valiente y que con un €uro en el bolsillo pero con una idea posible y viable podrá convertirse en millones a la vuelta de la esquina, porque siempre hay gente que se puede comer el mundo. Es cuestión de ‘actitud’ y ganas de triunfar. Con ello bajaremos las tasas de desempleo en España y en el mundo. Todo es cuestión de ponerse a ello, arremangarse y empezar a trabajar para “fabricar” emprendedores. ¿Hacen los gobiernos algo para ello? Hay que estar con ojo avizor a la coyuntura para no dejar escapar ‘las oportunidades’ y saber superar con creces ‘las amenazas’. Como dice un slogan gastronómico: ‘el secreto está en la masa’. En la masa de nuevos emprendedores que necesitamos para salir a flote de este desaguisado económico que nos invade. Porque no olvidemos, si no nacen ‘autoempledos’ no conseguiremos ‘empleadores’.

Lectura relacionada  7 claves del emprendedor exitoso

Julio Ignacio Laespada – juliolaespada@telefonica.net

Consultor y Socio-Fundador del Gabinete AUTOEMPLEO-2000.COM.

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.