Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Estructura Organizacional


Home » Estructura Organizacional (Page 2)
Centralización y descentralización
14 Mar
2020
Escrito por juancarlos

Centralización y descentralización »

Centralización es una forma de gestión en la que el poder se encuentra concentrado en una autoridad o institución, que es quien da las directrices que deben ser ejecutadas por el resto de los entes vinculados.
Descentralización es una forma de gestión en la cual el poder es ejercido por varias autoridades o instituciones.
¿Qué es la centralización?
La centralización es un método de administración del poder en el que las decisiones son tomadas y ejecutadas por una autoridad única, que puede estar representada por una persona, grupo o institución.
El poder se ejerce y gestiona de forma vertical, ya que el resto de las personas, departamentos o instituciones están subordinadas a la autoridad central.
Características de la centralización
La centralización tiene tres características puntuales:
Alta concentración del poder en pocas personas (a veces, en una sola), quien es la que toma las decisiones y en muchos casos, las ejecuta.
Cuando el poder central no se encarga de ejecutar las directrices, entonces es responsable de ordenar su ejecución a las personas o entes subordinados.
Las decisiones que se tomen en instancias inferiores deben pasar por la aprobación del poder central, puesto que no tienen autonomía.

Organización en Red. 12 nuevas propiedades que complementan a la jerarquía.
13 Mar
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

Organización en Red. 12 nuevas propiedades que complementan a la jerarquía. »

Por José Cabrera.
“Cuanto más poder le des a un solo individuo frente a la complejidad y la incertidumbre, más probable será que tome malas decisiones. Como consecuencia, hoy en día hay muy buenas razones para que las empresas traten de pensar más allá de la jerarquía”. James Surowiecki – Wisdom of Crowds.
Aquí estamos de nuevo, adentrándonos en la Era de la Colaboración, rodeados por un océano de información que nadie es capaz de manejar, creando interrelaciones tan complejas que difícilmente podemos gestionar, e intentando seguir el ritmo de una realidad que cada día se hace más transparente, participativa y global. Este no es ya un mundo de cosas, sino un mundo de conversaciones.
Hoy vamos a reflexionar sobre el impacto de la colaboración masiva en nuestras organizaciones y, de forma muy singular, en los modelos y estructuras organizativas dominantes que los humanos utilizamos para crear y hacer cosas de forma colectiva.
Como hemos venido explicando en conversaciones anteriores, la nueva era nos plantea retos especialmente complejos; retos que las organizaciones tradicionales son incapaces de resolver. Y esto es así, en buena medida, porque las organizaciones que hemos construido están basadas en un modelo jerárquico que ignora tanto las exigencias como las posibilidades actuales de colaboración.
Al fin nos hemos dado cuenta de que necesitamos construir nuevas organizaciones más abiertas, participativas y transparentes; organizaciones que nos permitan colaborar para dar una respuesta colectiva -la única posible- a los nuevos retos. Pero todavía nos falta responder a algunas preguntas fundamentales:

Organizaciones Ambidiestras: Explotación y Exploración
12 Nov
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Organizaciones Ambidiestras: Explotación y Exploración »

La persona ambidiestra usa con la misma habilidad la mano izquierda y la derecha. En el mundo de la gestión, la organización ambidiestra es la que tiene la capacidad de explotar las capacidades actuales sin dejar de explorar nuevas oportunidades para el desarrollo futuro.
Uno de los mayores desafíos a los se enfrentan las organizaciones ante la incertidumbre, es cómo conseguir, de forma simultánea, la explotación del negocio actual y la exploración de las nuevas oportunidades. La exploración generalmente genera innovación radical (o discontinua); la explotación tiende a producir innovación más incremental. Centrarse demasiado en la excelencia en las operaciones diarias, puede hacer que una organización pierda la visión a largo plazo, y arriesgue su viabilidad futura, mientras que enfatizar la exploración sobre la alineación organizativa, puede llevarnos a construir el negocio del mañana al costo del actual. De ahí que cada día es más evidente la necesidad de un nuevo diseño organizativo que haga posible tanto la explotación como la exploración.
Explotación y exploración
Generalmente se acepta que la explotación y la exploración son dos tipos de actividades fundamentalmente diferentes entre las cuales, las empresas dividen su atención y sus recursos.
Las actividades orientadas a la explotación están generalmente relacionadas con el funcionamiento del negocio principal mediante la ejecución y mejora continua de los procesos de negocio o las capacidades tecnológicas actuales. Incluye los procesos centrales, como operaciones, ventas, servicios al cliente y finanzas y la innovación continua de productos, servicios o procesos, y el desarrollo de los canales de ventas y operaciones existentes.

Es hora de re-imaginar la arquitectura organizativa
3 Abr
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Es hora de re-imaginar la arquitectura organizativa »

Por Jose Cabrera – Uno de los mayores desafíos a los se enfrentan las organizaciones ante la incertidumbre, es cómo organizarse para interactuar con la nueva realidad y mantenerse competitivas cuando el cambio es discontinuo y el futuro es cada vez menos una extrapolación del pasado.
La arquitectura organizativa es, en última instancia, un medio para lograr un fin: ser capaces de interactuar en un contexto determinado para aprender, adaptarnos y mantenernos competitivos. De ahí, que las organizaciones del futuro, como sostiene el profesor de Harvard Business School, John P. Kotter en su último libro “Acelerar”, para hacer frente a los nuevos desafíos han de tener una estructura dual, que les permitan simultanear los resultados operativos con una mayor capacidad de recuperación operativa frente a la complejidad y la volatilidad de un mundo digital.
El imperativo de la agilidad
Cada día es más evidente que hay una brecha importante, entre el ritmo de los cambios que es necesario para competir en un mundo digital y el ritmo de cambio que la mayoría de las organizaciones son capaces de seguir. Necesariamente tenemos que repensar cómo queremos que sean nuestras organizaciones en el futuro y poner mayor foco en la agilidad empresarial como una de las competencias fundamentales que una empresa debe tener para sobrevivir y prosperar en un mundo de cambios acelerados.
La agilidad es la capacidad de la organización para anticipar una oportunidad o amenaza, adaptarse y reaccionar de manera eficiente y efectiva.

Mintzberg: 6 Estructuras, 6 mecanismos de coordinación y 6 configuraciones.
18 Ene
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Mintzberg: 6 Estructuras, 6 mecanismos de coordinación y 6 configuraciones. »

Por Daniel Blanco – La actividad desarrollada en cualquier empresa viene condicionada por dos requisitos principales fundamentales y opuestos: la división del trabajo en las diferentes tareas a efectuar y la coordinación de dichas tareas. La estructura de una entidad se constituye de este modo como un elemento principal para la planificación y ejecución de cualquier estrategia empresarial.
A partir de este supuesto la estructura de una organización podría definirse como el conjunto de todas las formas en que se divide el trabajo consiguiendo después la coordinación de las mismas.
Las estructuras organizacionales
Para Henry Mintzberg en su libro “La estructuración de las organizaciones” de 1985 cualquier empresa está constituida en seis partes fundamentales:
1. El núcleo de operaciones.