Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Empresas Familiares


Home » Empresas Familiares
El trabajo en la empresa familiar
18 Nov
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

El trabajo en la empresa familiar »

Por Carlos Folle
¿Qué motivaciones son las que importan a la hora de que la segunda generación se incorpore a la empresa familiar? ¿Cuáles necesidades hay que satisfacer?, ¿las del candidato, la de sus progenitores, las de la empresa?
“¿Debería entrar a trabajar en la empresa familiar?”. Esta pregunta me la han formulado varias veces distintos miembros de familias empresarias, generalmente los hijos cuando se están por incorporar al mercado de trabajo. Sin entrar en un relativismo inconducente o evitar una respuesta sin compromiso, la respuesta es “depende”. Ahora, ¿de qué depende? Depende, por un lado, de las motivaciones que haya para entrar —condición necesaria, pero no suficiente— y, por otro, de las necesidades de la empresa en ese momento.
Las motivaciones para entrar, generalmente, son de naturaleza bien variada. Desde el punto de vista del nuevo entrante hay una serie de respuestas posibles:
Es un derecho que tengo. “Mi familia es la dueña y por lo tanto me tienen que hacer un lugar allí”.
Es una obligación. “Mi familia la viene sacando adelante con gran esfuerzo y sacrifico. No tengo más remedio que entrar” (y dónde quedó la libertad…).
Es un refugio seguro. “Allí la puedo sacar ‘más barata’. Mi padre/madre es el dueño/a… será menos exigente que en otro sitio”.
Es una manera de asegurarme un ingreso monetario. “Me tengo que ganar la vida de alguna manera”.

Protocolo familiar: buscar el consenso para un futuro mejor
14 Nov
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Protocolo familiar: buscar el consenso para un futuro mejor »

Por Leonardo J. Glikin
Si el Protocolo Familiar fuera un mero contrato, podríamos bajarlo de Internet y completar los datos de la empresa, los padres y los hijos. Pero el protocolo es otra cosa. Es el diploma de honor del consenso empresario-familiar. 
El Protocolo Familiar es un acuerdo con valor legal (hoy, a través del art. 1010 del Código Civil y Comercial, que permite los pactos sobre herencia futura cuando tienen por objeto evitar o resolver conflictos, y garantizar la unidad de gestión empresarial.
Pero, antes de considerar su valor legal, es necesario aquilatar su enorme valor moral: porque el Protocolo es el fruto de un proceso en el que una familia empresaria ha logrado consensos fundamentales, que les permitirán continuar juntos, y fortalecidos, por mucho tiempo más.
El Protocolo es un acuerdo al que se debe llegar con un alto grado de participación de los miembros de la familia, ya que eso es lo que va a generar el consenso necesario para que goce de legitimidad, condición subjetiva principal para su éxito, que consiste en que sea respetado por los integrantes de la familia sin necesidad de recurrir a un Juez o a un árbitro.
Si todos sienten que el protocolo ha sido fruto de un esfuerzo del grupo familiar para llegar a un acuerdo, basado en mutuas concesiones, ese producto final va a tener muchas posibilidades de éxito a lo largo del tiempo.

¿Cuál es el lugar de los parientes políticos?
11 Nov
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

¿Cuál es el lugar de los parientes políticos? »

Por Leonardo J. Glikin
Nueras y yernos tienen un protagonismo significativo en las empresas familiares. A veces, porque son socios o continuadores en el negocio familiar. En otros casos, por los esfuerzos que hace la familia consanguínea para evitar su participación
 “Sapo de otro pozo”…la cultura popular define en pocas palabras el sentimiento que tienen muchos titulares de empresas familiares respecto de sus cuñados, sus cuñadas, sus yernos y sus nueras.
Tal es así, que si preguntamos a 10 empresarios cuánto vale su empresa, probablemente no más de 3 de ellos tendrán una respuesta. En cambio, si les preguntamos si sus parientes políticos deben participar en la empresa o no, todos tendrán una opinión formada al respecto.
Si la participación de parientes políticos era un tema complejo en el pasado, cuando las personas se casaban para toda la vida, mucho más lo es en el presente, dado que hay diferentes modelos de pareja: están quienes conviven bajo un mismo techo, quienes tienen una relación permanente y estable pero viven separados, quienes se casan legalmente, quienes se separan, quienes se divorcian y vuelven a casarse. Por lo tanto, a la dificultad natural de interactuar con la pareja de un miembro de la familia consanguínea, se agrega actualmente el riesgo de tener que interactuar con la ex pareja.
Los ámbitos de participación

El mal manejo emocional puede ser causa del fracaso de la empresa familiar
4 Nov
2019
Escrito por juancarlos

El mal manejo emocional puede ser causa del fracaso de la empresa familiar »

En la vida, como en los negocios, hay que hacer como dice el dicho: ‘El corazón ardiente y la cabeza fría’.
Nuestra manera de vivir y la actitud que tenemos ante cualquier acontecimiento se rigen por 3 componente básicos: acciones, pensamientos y emociones.
Son justamente las emociones las más antiguas y básicas de toda nuestra gama de reacciones, y aunque hemos tenido cientos de años para aprender a controlarlas, aún nos siguen dominando. Las empresas familiares se caracterizan por una dinámica que las diferencia de las que no lo son: las relaciones interpersonales. Determinadas por un componente afectivo, generacional y hereditario que más de una vez hace que la toma de decisiones se convierta en una lucha que conduce por caminos equivocados. Por ello, la comprensión y el buen manejo de las emociones son sin duda alguna habilidades y características clave que deben formar parte de la estrategia de cualquier empresa familiar, proyectándolo también a todas las partes del equipo, sean familia o no.
Al respecto, el objetivo del fundador de una empresa, o de quien esté a cargo de un equipo, debe ser aprender a gestionar sus emociones para:
La convivencia diaria entre integrantes, colaboradores y socios.
Mantener el equilibrio.
Establecer relaciones armoniosas con él mismo y con los demás.
Reconocer y aceptar sus sentimientos y los ajenos.

Consolide con éxito su pequeña empresa familia
25 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Consolide con éxito su pequeña empresa familia »

Un negocio familiar requiere de esfuerzo, cooperación y coordinación para consolidarse y lograr crecer. ¿Está seguro de que su empresa tiene el esquema de trabajo necesario para alcanzar el éxito?
En México, nueve de cada 10 empresas son familiares, convirtiéndose así en el principal motor de economía del país; sin embargo, sólo 20% sobrevive la transición a la segunda y tercera generación, debido a problemas como la falta de institucionalización y organigramas poco claros.
Las probabilidades de supervivencia de una pequeña empresa familiar incrementan cuando ésta se convierte en una empresa institucional, a través de un proceso de análisis y transformación en la estructura organizacional dentro de una compañía, que ayuda a definir desde los órganos directivos de un corporativo, hasta los roles que ocupa cada individuo, orientándolos al área correspondiente de acuerdo con sus fortalezas y habilidades, logrando así una mejora para la toma de decisiones en la continuidad del plan de negocio.
Ricardo Fainsilber, director y fundador de Fainsilber Asesores, firma especializada en negocios familiares, destacó que el hecho de que sean varios miembros de la familia los que trabajen en el mismo negocio hace ya un tanto complejo el tema de la coordinación, por ello afirmó que es básico que se tengan bien claros los roles que tiene en la empresa cada familiar.
Definan los límites de la responsabilidad y las funciones de cada uno de los trabajadores; las reglas de cómo van a participar y cómo se relacionarán deben quedar bien claras, pues muchas veces la confianza que hay entre unos y otros hace que no delimiten sus actividades, lo que puede generar conflictos , afirmó.