Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Empresas Familiares


Home » Empresas Familiares
Como transmitir la empresa familiar a mis hijos
16 May
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Como transmitir la empresa familiar a mis hijos »

Poco a poco el empresario va cumpliendo años, antes o después se plantea el problema el relevo generacional en la empresa, muchas son las preguntas que entonces surgen ¿Cómo transmitir la empresa familiar a mis hijos? se preguntan todos, ¿subsistirá la empresa? ¿estarán preparados mi hijos? ¿por qué tengo que desaparecer yo, si aún estoy vivo y puedo ser útil? ¿cómo puedo seguir teniendo el control de mi empresa pese a haberme quitado de en medio?.
Si dicha empresa familiar es una sociedad de responsabilidad limitada, hay muchas posibilidades que permiten hacer progresivamente este relevo generacional, y que sea el responsable de la empresa el que decida a qué ritmo irá soltando las riendas de la misma, en función de sus necesidades económicas, sus inquietudes, así como el grado de responsabilidad que vayan teniendo los hijos.
Lamentablemente las estadísticas prueban que pocas empresas familiares pasan de la tercera generación, y aunque ello normalmente es debido a que ese espíritu emprendedor del fundador de la empresa va decayendo poco a poco, ante el mejor nivel de vida y por tanto menor espíritu de sacrificio de sus descendientes; no menos cierto es que también una falta de previsión en la organizaciasón de la empresa puede contribuir a este fracaso.
Recuerdo una comida homenaje que dieron, con ocasión de su jubilación a uno de esos empresarios que partiendo de la nada llegaron a lo más alto. Llegado el momento de los brindis, le tocó decir unas palabritas (él en realidad aunque sabía ganar dinero, aunque vestía y vivía bien, poca preparación tenía para hacer discursos), pero con esa sencillez de quién sabe, más por los palos que da la vida que por los estudios, se limitó a decir “Yo he dormido al cielo raso, ahora duermo en sábanas de seda, pero no tengo ningún problema en volver a vivir sin techo; lo que me da pena es de mis hijos, que no saben vivir a cielo descubierto”

Aceptar la realidad familiar
9 May
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Aceptar la realidad familiar »

Por Joan Aragonés – Los psicólogos afirman, con razón, que el ser humano consume buena parte de su vida en el proceso de aceptar su realidad. ¿Quién soy?, ¿qué deseo realmente?, ¿para qué estoy en este mundo?, son preguntas que demandan respuestas individuales. En la misma línea los expertos indican, que el ser adulto tiene mucho que ver con el reconocimiento y la aceptación de la realidad afectiva. Y, por último señalan, que este proceso de maduración personal lo solemos conseguir el final de nuestros días€ O sea, consumimos buena parte de la vida para asumir nuestro universo emocional.
A la empresa familiar le ocurre algo similar, pero agravado porque se trata de una comunidad humana, colectiva y, además, que mantiene vínculos afectivos entre sus miembros. Si aceptar la realidad individual es un acto complejo, mucho más lo suele ser cuando se trata de asumir la realidad que se infiere de combinar de forma colectiva amor y negocio, familia y empresa, aceite y agua.
Los protocolos familiares definen los grandes principios que deben regir en las relaciones entre la familia y la empresa. Y lo hacen de manera detallista y concreta, sustentando sus postulados en las grandes definiciones universalmente aceptadas por la Literatura del Management y por la experiencia acumulada de miles de empresas, que han superado con éxito el proceso del relevo generacional o que se han quedado en el camino por buscar atajos o sendas equivocadas.
Marcos de referencia

“Los 10 mandamientos de las Empresas Familiares”
6 May
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

“Los 10 mandamientos de las Empresas Familiares” »

Diez consejos que pueden ayudar a las empresas familiares a garantizar su permanencia en el tiempo.
Un líder de familia debe compenetrar los intereses divergentes entre la empresa y los familiares, procurando la rentabilidad del negocio y la felicidad de los descendientes, con el fin de asegurar la continuidad de la familia empresaria. Del mismo modo, para que el jefe logre consolidar una sucesión exitosa, debe reconocer las estrategias que asegurarán la permanencia de la organización. Es con este objetivo que recomiendo doce ‘mandamientos’ sencillos, pero profundos, que deberían implementarse para asegurar un cambio fluido hacia un modelo de gestión institucional:
Comunicación efectiva
Para comenzar con el proceso de institucionalización, el líder debe promover la transparencia de la información: transmitir abiertamente sus intereses y sus planes hacia los involucrados, y permitirles que participen en la aportación de ideas.
Separación de fronteras
Dentro del proceso de institucionalización, se tienen que distinguir los límites entre la empresa y la familia, para determinar el alcance de las responsabilidades de cada miembro, en cada una de las áreas en la empresa.
Planeación estratégica

Empresa familiar: ¿Cuándo es necesario un mediador externo?
30 Abr
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Empresa familiar: ¿Cuándo es necesario un mediador externo? »

Por Estrella Flores-Carretero – Los conflictos son inherentes a toda organización, y las empresas familiares no son ajenas a ellos. Por un lado, tienen la ventaja de la flexibilidad, la unión por un proyecto común, el afecto entre sus miembros. Pero, por otro, pueden sufrir problemas propios, como son la falta de profesionalización, los choques generacionales, el nepotismo, y el resentimiento.
Según el Instituto de la Empresa Familiar, el 89 por ciento de las empresas españolas son familiares; este tipo de organizaciones crean el 67 por ciento del empleo y su peso en la actividad económica equivale al 57 por ciento del PIB del sector primario. En Latinoamérica, el porcentaje se eleva al 90 por ciento, son responsables de 70 por ciento del PIB de sus respectivos países y posibilitan el 70 por ciento del empleo. Esto da una idea de la importancia de resolver los conflictos que, inevitablemente, surgen en las empresas familiares igual que en cualquier otra, pero que, a menudo, se gestionan peor precisamente por la cercanía de sus miembros.
Algunas pautas para gestionar los conflictos en la empresa familiar:
Anticiparse. Cuando se constituye una empresa familiar, hay que saber anticiparse a los conflictos que vendrán, con toda seguridad, y no esperar a que se presenten para resolverlos. Esto significa que hay que crear una organización con todos los mecanismos empresariales en cuanto a administración, reparto de tareas, asignación de sueldos, sucesión, control de productividad, etc.

7 consejos sobre Recursos Humanos en la empresa familiar
25 Abr
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

7 consejos sobre Recursos Humanos en la empresa familiar »

Por José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga – En un contexto en el que los trabajos para toda la vida son cada vez más una quimera al alcance de los funcionarios que han aprobado una oposición, el paso de los miembros de una familia por las empresas de sus familiares es una alternativa por la que muchos trabajadores pasan en diferentes etapas de su vida profesional.
Hay quien se incorpora a la empresa familiar sin estudios o, al no querer estudiar más, «alentados» por frases como «si no quieres estudiar te pones a trabajar», mientras que otros esperan a completar sus estudios para comenzar a trabajar en la empresa familiar. Aunque también hay muchos casos de trabajadores que empiezan su vida profesional en otras empresas pero en algún momento de su vida acaban en la empresa familiar por problemas para seguir la carrera profesional en otras organizaciones o al producirse la sucesión forzosa en la empresa por un fallecimiento que les obliga a hacerse cargo del negocio familiar.
Destacar que una empresa familiar puede ser una oportunidad para trabajar, pero también puede ser una limitación a una carrera profesional con más recorrido en otras empresas.
Muchas son las empresas familiares que sucumben a los cambios de generación, pero también hay casos en los que sus sucesores hacen de pequeños negocios familiares grandes empresas.
Para optimizar la gestión de los Recursos Humanos en una empresa familiar se pueden seguir los siguientes siete consejos.