Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Empresas Familiares


Home » Empresas Familiares
La incorporación de los hijos en la empresa familiar
17 Ene
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

La incorporación de los hijos en la empresa familiar »

Por Martín Quirós – Si los hijos están en edad de ingresar al negocio creado por el padre o la madre, o si ya están adentro, es fundamental que el fundador conozca algunos cambios importantes que van a suceder para que no los tome por sorpresa.
En la empresa que pasa del fundador a la generación que lo continúa, se produce el cambio generacional más importante de todos los traspasos. Para su dueño, el negocio creado no es solamente una empresa, es casi un hijo, una extensión de la propia identidad. Lo maneja de manera personalista, centralizada, con un estilo distintivo impregnado en todos los empleados. Lidera con un control directo de cada detalle y una percepción encarnada de todo lo que sucede. La empresa “está en su cabeza”, que es el tablero de mando de todo su funcionamiento.
El hijo deberá encontrar su propio estilo, apropiarse de un espacio que ya tiene dueño y desarrollarse como futuro líder.
Cuando el fundador se retire, la empresa estará profesionalizada: habrá niveles reales de delegación; mayor distancia entre el nuevo líder y su gente; mecanismos de control más transparentes y la información –que ya no dependerá solo de la cabeza del líder, sino que circulará por fuera de ella– equilibrará la intuición.

Educación y capacitación en la empresa familiar
14 Ene
2019
Escrito por juancarlos

Educación y capacitación en la empresa familiar »

por Leonardo Glikin – – Pongamos como requisito que ninguno de nuestros hijos será Director en la empresa si no tiene un master en una universidad de primer nivel, propuso uno de los hermanos.
– Y si ninguno de tus hijos lo logra, ¿estás seguro de que desearías que no puedan formar parte del Directorio?
Este es un diálogo típico cuando se está elaborando un Protocolo Empresario Familiar.
Por un lado, los que participan en la elaboración del Protocolo buscan la excelencia de la preparación de la nueva generación, porque ello va a dar mayores oportunidades de éxito a la empresa. Pero, por otro lado, si suben mucho la vara hay posibilidades de que algunos queden excluidos y que ello ponga en riesgo la participación familiar en la empresa.¿Qué resulta más recomendable? 

Los sí y los no en la remuneración de los hijos
9 Ene
2019
Escrito por juancarlos

Los sí y los no en la remuneración de los hijos »

por Martin Quiros – Como empresarios, sabemos que la remuneración es un símbolo que le habla a los empleados acerca del lugar que ocupan en nuestra empresa y del lugar que ocupan en el mundo del trabajo. Como padres, tenemos que saber que el dinero que perciben nuestros hijos, y la manera en que lo cobran, les dice mucho acerca de sí mismos y de cómo se genera valor.
Por definición, la remuneración es el pago a cambio de un servicio que contribuye a generar más riqueza para el negocio. Todo lo demás que reciba el hijo podrá tener otro motivo y otro nombre: regalo, ayuda, préstamo, reparto de dividendos. 
Tenemos que cuidar que nuestros hijos desarrollen una percepción realista de su valor y que sientan por sí mismos la necesidad de agregar más riqueza al negocio y ganar más dinero.

Planificación estratégica en la empresa familiar: El futuro empieza hoy
3 Ene
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Planificación estratégica en la empresa familiar: El futuro empieza hoy »

Un buen plan estratégico es fundamental en cualquier empresa, pero la empresa familiar que lo  elabora sin disponer de un plan de familia se equivoca meridianamente. Es necesario disponer de un ideario compartido que garantice el compromiso de la familia con la empresa y equilibre los objetivos personales y familiares. Sólo entonces se podrá evaluar la situación de la empresa, identificar las opciones estratégicas, y elegir la alternativa que mejor encaje. Y es que la empresa familiar tiene vocación de largo plazo, pero para alcanzarlo es necesario trabajar tanto desde la empresa como desde la familia.
Planificar no es tratar de adivinar el futuro, planificar es poner hoy las bases para construir el futuro que deseamos. Por estrategia corporativa entendemos un punto de vista sobre el futuro de la empresa y unos modos de lograrlo, una visión integradora y humanista de la empresa, y también un modo de lograr unos resultados económicos suficientes y sostenibles. Estrategia sería “el conjunto de objetivos que definen un futuro deseable para la empresa, junto con las políticas y programas encaminados a hacer realidad dichos objetivos”. Y un plan estratégico no es sino la expresión formal, por escrito y cuantificada, de la estrategia.

De la Estrategia Familiar al Plan Estratégico de la Empresa Familiar
26 Dic
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

De la Estrategia Familiar al Plan Estratégico de la Empresa Familiar »

La familia empresaria debe de aprender a diseñar su estrategia de familia antes de cualquier movimiento táctico-operativo dentro de su empresa,  el no hacerlo la llevará tarde o temprano a  cometer errores de consecuencias graves para la salud organizacional de la familia y la empresa.
Una estrategia  de familia representa  la ruta de navegación de su empresa y es un factor clave en  el camino a su continuidad. Cuando una familia empresaria traza sus sueños y los comparte con todas las generaciones, no solo abre el abanico de oportunidades, sino que también  impulsa a que todos sus miembros se comprometan a trabajar día a día por alcanzar ese sueño estructurando por sí mismo una inteligencia emocional colectiva que derive en una armonía y unión familiar que difícilmente va a ser vulnerada.
Este preámbulo nos lleva a una análisis disyuntivo metodológico de planificación; ¿Que es primero la planificación estratégica de la empresa o la estrategia de la familia? En una empresa familiar debemos de estar claros que  primero son los sueños, los valores y  compromisos de la familia, después el modelo de funcionamiento de la empresa.