Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Empresas Familiares


Home » Empresas Familiares
Empresas familiares: reglas para su adecuada gestión
16 Sep
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Empresas familiares: reglas para su adecuada gestión »

Por Francisco Rinaldi
En nuestro país, apenas 30 de cada 100 empresas familiares alcanza a superar a la segunda generación. Sobre ese total, nueve llega a la tercera.
Para el especialista Santiago Antognolli, “la estructura es la causa principal de los problemas que afronta este tipo de firmas, porque en ellas conviven tres subsistemas con objetivos muy diferentes: la familia, que es armonía y contención emocional, la propiedad, ya que el accionista exige rentabilidad, y los que trabajan en la empresa, responsables de generar esa rentabilidad para los propietarios”.
De paso por la ciudad, invitado especialmente por la Cátedra Libre de Empresas Familiares, que dirige el docto en Derecho y docente universitario Diego Duprat, y por el Instituto Argentino de Empresas Familiares, (I.A.D.E.F.), cuyo capítulo local encabeza Silvia Batista, ofreció una conferencia sobre Nociones de Gobierno y Gestión en la Empresa Familiar.
Minutos antes, conversó con “La Nueva.” en la sede de la Casa de la Cultura de la UNS. Los tramos salientes, a continuación:
–¿Por qué pocas empresas familiares consiguen sobrevivir?
–La empresa familiar es problemática por naturaleza, porque conviven tres subsistemas con metas muy distintas: la familia, la empresa y la propiedad.
“En la propiedad, están los dueños de la empresa, que son familia y mantienen lazos emocionales, y encima algunos también trabajan en la empresa.

La anhelada armonía de las empresas familiares
12 Sep
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

La anhelada armonía de las empresas familiares »

Por Mario Rizo Rivas – Una empresa familiar es aquella que pertenece, es gestionada y controlada por una familia. Este tipo de empresas además de que predominan en el mundo, aspiran a ser más competitivas y a salir de sus países de origen.
La empresa familiar es el tipo de organización más numerosa en México, sin embargo, uno de los grandes retos que les toca enfrentar es construir las bases para subsistir a través de las generaciones.
Las empresas familiares conforman principalmente las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) en nuestro país, de ahí la importancia de que logren trascender en el tiempo y a las siguientes generaciones.
Por todo ello, la continuidad de la empresa familiar es un tema crítico debido al peso específico que juega en la economía y sociedad de cualquier país y, especialmente, ante el elevado riesgo de desaparición que tienen las empresas familiares frente a los múltiples problemas que deben afrontar a lo largo de su evolución.

El “ELEFANTE” en la Empresa Familiar. ¿Cómo evitarlo?
9 Sep
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

El “ELEFANTE” en la Empresa Familiar. ¿Cómo evitarlo? »

La presencia de un elefante en el salón de casa (“an elephant in the room”) es una metáfora anglosajona que se utiliza para expresar un problema o situación obvia que todos conocen y perciben, pero que nadie está dispuesto a hablar de ello.
Esta situación tiene una naturaleza universal. En cualquier familia, sea o no empresaria, nos podemos encontrar situaciones o conductas no deseadas de sus integrantes que son manifiestamente conocidas por todos, pero son tabú hablar de ello o afrontar su solución.
Por el bien de todos, existe un código de conducta no escrito que consiste en “rodear al elefante”para que éste no se enfade y empiece a moverse y destroce todo el salón y de paso “patee” a los presentes.
Ahora bien, un elefante requiere de mucha energía que detrae de las relaciones de la familia y, a su vez, interrumpe la calidad de la comunicación de la familia empresaria para avanzar en la dirección adecuada.
¿CUÁLES SON ESOS PROBLEMAS QUE REPRESENTAN AL ELEFANTE?
En primer lugar, resaltar que el elefante no representa a un miembro de la familia (por ejemplo: el Fundador, el hermano/a líder, el miembro conflictivo de la familia), sino las consecuencias de los caracteres de sus integrantes, una situación como la permisividad de ciertas conductas de la familia sobre la empresa familiar, la interacción de la comunicación entre ellos, falta de capacidad para gestionar la empresa familiar, percibir retribuciones no acordes a las verdaderas funciones en la empresa, etc.

Evaluar el riesgo familiar
2 Sep
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Evaluar el riesgo familiar »

Por Joan Aragonés – No hace falta explicar lo que significa riesgo familiar, cualquier empresario lo sabe, porque lo ha visto de cerca. Es lo primero que le contaron cuando comenzó a desarrollar negocios con su familia. Sin embargo, la vida empresarial se suele desarrollar al margen de este riesgo, se opera como si no existiera. O mejor dicho, se funciona con un notable desconociendo de las claves que deben orientar la gestión del negocio para minimizar el riesgo de la eclosión familiar.
Se dice que solo ven los que desean hacerlo, porque muchos miran como los ciegos… Y otros, tan sólo ven aquello que desean percibir en el marco de sus expectativas vitales. La realidad es única, pero cada persona la ve tamizada por sus percepciones. Por esta razón, ante una misma realidad los seres humanos la interpretan de manera distinta.
El riesgo familiar está presente en todos los negocios compartidos por personas que mantienen vínculos consanguíneos. Y para minimizarlo y gestionarlo de manera adecuada, conviene considerar algunas claves básicas: (1) reconocer la existencia permanente y continuada del riesgo familiar; (2) inventariar los elementos que aportan riesgo familiar; (3) incorporar mecanismos que permitan evaluar el riesgo familiar; (4) elaborar un informe que concrete el riesgo familiar en términos operativos.
I.-Reconocer la existencia del riesgo familiar
El riesgo familiar es inherente con los negocios familiares, porque no resulta fácil compatibilizar de manera eficiente, afecto y gestión, operan como el aceite y el agua, lo que supone que aportan una contradicción permanente.

Empresas familiares: cómo enfrentar los conflictos cuando salen a la luz por la crisis
27 Ago
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Empresas familiares: cómo enfrentar los conflictos cuando salen a la luz por la crisis »

Por Miguel Ángel Dojas – … no solo a los números sino también a los vínculos dentro del hogar. Cuáles son las reacciones más frecuentes. Qué se recomienda para lograr el éxito del negocio a largo plazo.
La incertidumbre que reina en la economía, junto con la desaceleración del consumo y los pronósticos poco auspiciosos para el 2019/2020 golpean por partida doble a las empresas familiares: sus directivos-dueños tienen que lidiar con que los números no cierran, pero también con los problemas que surgen en el seno familiar y que inevitablemente se trasladan —asado o pastas de por medio— a la mesa del domingo.
Y es cuando el viento no sopla a favor el momento preciso en el que los conflictos (que en muchos casos estaban latentes) estallan y se propagan al interior de la compañía, y sobre todo dentro del seno de la familia.
Los conflictos en las empresas familiares siempre están, pero las crisis los sacan a la luz.
En nuestra opinión, a través de la “cuota hijo o familiar” sus integrantes van cambiando los conflictos por tranquilidad y esto hace que, de alguna forma, la pelea o la puja de intereses no se manifieste; ya que la gente está conforme con el pago y beneficios que está recibiendo.
Pero cuando no hay dinero, quienes comparten trabajo y familia se ponen intranquilos o nerviosos.