Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Inteligencia Emocional


Home » Inteligencia Emocional
La inteligencia emocional en el éxito de las organizaciones.
10 Oct
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

La inteligencia emocional en el éxito de las organizaciones. »

Por José Ramón Suárez Rivas – Ni el propio Daniel Goleman podría dar crédito a la omnipresencia del término inteligencia emocional desde que en 1995 publicara su best seller mundial. Solo en Google la búsqueda arroja 15 millones de resultados aproximadamente.
Aunque surgió para dar a conocer los descubrimientos sobre el cerebro y las emociones y sus implicaciones en las escuelas y el desarrollo infantil, ha sido una magnífica sorpresa su influencia en el mundo empresarial respecto a una nueva forma de concebir el liderazgo empresarial: “mandar con corazón”.
La inteligencia emocional entendida como el adecuado conocimiento y gestión de las emociones dispara la eficacia del liderazgo. El líder tiene la tarea fundamental de despertar los sentimientos positivos de sus colaboradores: la inspiración, el entusiasmo, la motivación… Ese clima es el más propicio para que se desarrollen las personas y saquen lo mejor que llevan dentro: su talento.
El modelo de Goleman se centra en la conducta, en el rendimiento laboral y en el liderazgo en las organizaciones. Tiene dos competencias principales (personal y social), que dan lugar a cuatro dominios (autoconciencia, autogestión, conciencia social y gestión de las relaciones), que en total abarcan dieciocho capacidades asociadas. Profundizaré un poco en ello:

¿Qué es la Inteligencia Emocional?
6 Oct
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

¿Qué es la Inteligencia Emocional? »

Henry Ford, dijo una vez: “Si hay un secreto para el éxito, es el siguiente: entender el punto de vista del otro y ver las cosas con sus ojos”. De ser cierto esto, no es suficiente esforzarse por conseguir una buena formación, un título académico o un conocimiento técnico específico. Quién pretenda alcanzar el éxito debe saber manejar con destreza las emociones: las propias y la de los demás.
Ser un profesional competente no lo es todo
Las emociones positivas estimulan el éxito profesional y personal, si nos gusta y entusiasma la tarea que realizamos, nos resultará un placer cumplir con ella. Si nos sentimos a gusto en nuestro puesto de trabajo porque nuestros compañeros de trabajo son agradables, cooperativos y empáticos, nuestro rendimiento será mayor.
Por el contrario las emociones negativas nos frenan: cuando nos disgustamos por culpa del jefe, nos desmotivamos y nos cuesta implicarnos, comprometernos con el Trabajo. Si tenemos miedo de perder nuestro puesto de trabajo, sin darnos cuenta cometeremos más equivocaciones, errores durante la jornada laboral. Cuando los trabajadores temen constantemente ante la posibilidad de perder su puesto de trabajo, su capacidad para rendir en forma efectiva disminuye y se resiente.

Cómo superar 4 tipos de emociones que afectan tus decisiones.
1 Oct
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

Cómo superar 4 tipos de emociones que afectan tus decisiones. »

Por Edith Gómez – Nuestra manera de vivir y la actitud que tenemos ante cualquier acontecimiento está dirigido por 3 componente básicos: acciones, pensamientos y emociones.
Son justamente estas últimas, las emociones, las más antiguas y básicas de toda nuestra gama de reacciones, y aunque hemos tenido miles de años para aprender a controlarlas como especie, aún nos siguen dominando.
Valdría la pena hacer unos ejercicios para la memoria y hacer recordar lo que pasa cada vez que accionamos o reaccionamos desde las emociones. Pero mientras, echémosle un vistazo a las emociones que más nos afectan.
1. Hiperexcitación: conseguir la meta a todo costo
El caballo desbocado puede salir y ganar la carrera; pero también puede perderla horriblemente y hasta llegar en el último lugar.
Apostarlo todo, darlo todo, no quedarse con nada o no guardarse nada está bien, esa es de hecho una actitud de los ganadores;  sin embargo, si las decisiones no se toman correctamente y si no se miden las fuerzas, es una postura que nos puede llevar a la derrota.

Cómo engañar al cerebro para no aburrirse en el trabajo
27 Sep
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

Cómo engañar al cerebro para no aburrirse en el trabajo »

Por Stephanie Vozza  – La falta de motivación a veces no es un problema de compromiso, sino una defensa biológica; se trata de llevar el mejor yo a la oficina. Crédito: Fast Company
Es posible que haya amado su trabajo cuando comenzó, pero no es raro sumergirse en una rutina. “Si está experimentando agotamiento, empezar a cambiar su modo de pensar puede ayudar”, dice Daniel M. Cable, autor de “Hay vida en el trabajo: la neurociencia ayuda a las personas a amar lo que hacen” (Alive at Work: The Neuroscience of Helping Your People Love What They Do).
“Nuestros cerebros no están cableados para la rutina y la repetición en el trabajo”, dice. “La desconexión no es un problema de motivación; es biológico”.
Cable era profesor en la Universidad de Carolina del Norte cuando dice que perdió su entusiasmo por su propio trabajo y poco a poco cayó en el aburrimiento. Después de haber sido diagnosticado y tratado por linfoma de Hodgkin, su perspectiva cambió, y se encontró con una sensación de gratitud por el trabajo que tenía.

Mar Romera: “El niño debe sentirse seguro para preguntar, no para contestar”
22 Sep
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

Mar Romera: “El niño debe sentirse seguro para preguntar, no para contestar” »

A la presidenta de la Asociación Pedagógica Francesco Tonucci -que es maestra, pedagoga, psicopedagoga, especialista en inteligencia emocional y autora del modelo Educar con tres Cs: capacidades, competencias y corazón – lo que más le gusta es que le digan “seño”. De hecho, se lee así en la tarjeta personal, bajo el nombre de M. del Mar Romera Morón. Entre las numerosas ponencias que ofrece, Mar Romera hizo parada en Palma el pasado fin de semana para ofrecer de la mano de Integratek un curso sobre inteligencia emocional, el entrenamiento de la cual considera de urgente arraigo en el sistema educativo.
En los últimos tiempos se reivindica la preeminencia de la inteligencia emocional por delante de la cognitiva. ¿Hasta qué punto desarrollamos esta inteligencia emocional?
Yo diría que, desde 1990, se juntan los dos conceptos. Antes sólo se reivindicaba el coeficiente intelectual (CI) porque se pensaba que las emociones no debían intervenir en el desarrollo de la inteligencia. Hoy se sabe que, como dijo Roberto Aguado, “la emoción decide y la razón justifica”. Y es así. Si la inteligencia emocional se puede definir como la capacidad de sentir, entender, controlar y modificar los estados emocionales propios y los de los demás, debemos decir que es con las emociones que se domina el mundo. También son las que deciden la guerra.

Cómo movilizar a partir de la emoción. Así lo hacen con nosotros.
14 Sep
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

Cómo movilizar a partir de la emoción. Así lo hacen con nosotros. »

 Por Óscar Fernández Orellana – Movilizar emociones es una de las finalidades de cualquier acción persuasiva. Ningún discurso que se precie de ser un buen discurso lo es sin que la audiencia se sienta interpelada emocionalmente porque es la emoción la que mueve a la acción.
Mi propósito es explicarte por qué esto es así y, sobre todo, cómo logran los oradores –sean quienes sean– tocar nuestra fibra emocional para movilizarnos.
Voy a hacerlo a partir de una serie de artículos con los que poder explicar con cierto detalle cómo funcionan estas emociones y de qué manera se utilizan en un discurso.
Es importante que lo que voy a explicar en estos artículos lo tengas en cuenta, no sólo si quieres utilizarlo en tus intervenciones, sino también para poder vacunarte de determinadas estrategias, digamos, manipulativas, en las que puede que te veas envuelto.
Antes de entrar en materia, como siempre, déjame decirte que puedes ayudarme a dar a conocer este blog a otras personas compartiendo los artículos en redes sociales con lo botones que encuentras al final del artículo.