por Diego Martos

¿Qué sabes de tu niño interior?. Mi invitación a preguntarte es porque muchas veces conoces tus emociones como Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Emprendedores » Emprendedor: qué sabes de tu niño interior?

por Diego Martos

¿Qué sabes de tu niño interior?. Mi invitación a preguntarte es porque muchas veces conoces tus emociones como adulto aunque quizá no tanto cómo reclama tú niño interior. Yo sigo descubriendo y sorprendiéndome en este permanente trabajo de riesgo e imaginación.

Cierto que antes hay que sacudirse muchas ideas preconcebidas porque el ego aprende una personalidad aún en la más absoluta dificultad para sobrevivir. Ego que se defiende y actúa desde un personaje, bien para no sufrir o sencillamente para escapar hacia delante cuando el niño interior es inocente ¿Lo reconoces?

Y a veces no basta con la intención de rescatar a tú niño interior, hay que hacer una búsqueda interior enfrentándote al ridículo y a tú locura. Es dejar caer al adulto cabezón, a sus ideas, porque a medida que investigas o conversas con él tu percepción cambia.

Sabemos muchos capítulos de la vida del adulto, sin embargo el de cuidar y mimar al niño interior mira si lo tienes suspendido, porque pocas veces se escucha al corazón. Fracasa como adulto y mira desde la sombra quien queda dentro de ti y sentirás lo bello de la vulnerabilidad. ¿Has mirado si hay o ha habido un personaje exterior?

Yo en mi trabajo personal con mi niño interior a través de mi formación en clown terapéutico, tengo un niño triste y reconozco en él una necesidad de escucharlo y darle mimos en vez de dejarlo abandonado y reclamar la atención a través del adulto caprichoso. Mejor conocerlo, expresarlo y cuidarlo

Por supuesto tienes derecho a tener vergüenza, especialmente cuando no hay un trabajo personal hecho. Creo que es un error tapar o restar a tu niño interior. Toma la iniciativa de mostrarlo, yo creo que tiene mucho que decirte y tú que escuchar. Partir de ahí es un buen inicio.

No es necesario que lo entiendas del todo, pon foco en qué información te llega y respira, al fin y al cabo todos estamos hechos del mismo material. Mirar hacia la niñez es como mirar al futuro ambos se ensanchan en tu mente y corazón de esperanza y luz ante la estrechez del hoy.

El niño interior siempre está y estará ahí, es indudable. Por eso has de trabajar intensamente hasta conectar con él en lo que yo llamo “el encuentro”. Allí descubrirás que hay un espacio para volver a encontrarte con tus sentimientos más genuinos. ¿lo has intentado?

Lectura relacionada  15 preguntas para evaluar una idea de negocio

Intenta que tú verdad esté visible en el presente más absoluto, sólo así los demás te mostrarán mayor afecto que si tratas de esconderla. Vive un poco menos planificado no tanto desde la ideas sino desde la posibilidad de que seas sorprendido, quizá te sorprendas con tu espontaneidad.

Tampoco te recomiendo que entres a psicoanalizarte para complicarte sino más a estar en tu percepción, en aflojar lo que tanto te aprieta. Como dijo un profesor de clown hace poco en clase, ¡Más vale estar cabreado que estar muerto!

Ahora marca un redoble en tu corazón y dile a tu niño interior que quieres escucharle.

Fuente http://diegomartosemprendedor.blogspot.com.ar/2012/03/que-sabes-de-tu-nino-interior.html

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (2)

  1. Liz Vargas Galvan dice:

    Reciba un cordial saludo.

    Tengo la complacencia de dirigirme a usted primariamente para ponerme a sus órdenes, mi nombres es Liz Daisy Vargas Galván, encargada de la Revista ” La Buena Noticia”, originaria de Piedras Negras, Coahuila.
    Que ha logrado comunicar los bienes culturales, espirituales y sociales.

    El motivo de mi correo es para comunicarle que nos gustaría publicar su artículo tan valioso titulado: ” ¿Qué sabes de tu niño interior?”
    Esperamos contar con su autorización para poder publicar dicho artículo.

    Quedamos en espera de su respuesta.

    Gracias.

    • juancarlos dice:

      Estimada Liz.
      Muy buenas tardes!
      No hay inconvenientes en re-publicar el articulo siempre y cuando seamos muy respetuosos de mencionar al autor del mismo (Diego Martos).
      Muchas gracias por acompañarnos
      JC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.