por Alejandro Wald

Un profesional independiente desesperado se puso en contacto conmigo hace algunos unos días. “Necesito conseguir clientes Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Marketing » Marketing de servicios: No es un crimen pedir ayuda

por Alejandro Wald

Un profesional independiente desesperado se puso en contacto conmigo hace algunos unos días. “Necesito conseguir clientes inmediatamente,” me dijo. “Vengo intentando hace meses, sin resultados, y mi situación es bastante difícil.”

Cuando le pregunté qué tácticas de marketing personal había usado todo este tiempo, me contestó con la siguiente lista:

– Asistencia a eventos en los que conoció gente, se presentó e intercambió su tarjeta de negocios.
– Puesta en marcha de un sitio web que describe sus servicios.
– Compra de avisos en varios directorios en los que aparecen firmas como la de él.

Y estas son algunas de las cosas que no había hecho:

– Nunca invitó a tomar un café a las personas que conoció en los eventos para conocerlas mejor y saber algo más sobre sus necesidades.
– Nunca prestó atención entre sus conocidos para ver quién de ellos podría ser una buena fuente de referidos y pedirles que les faciliten contactos con esos referidos.
– Nunca le dijo a sus amigos y ex colegas de trabajo sobre su nuevo emprendimiento, ni les pidió que le cuenten a otras personas.
– Nunca le preguntó a nadie en su profesión qué hacía para conseguir clientes.

En otras palabras, nunca pidió ayuda a nadie. Incluso no lo hizo cuando se estaba hundiendo.

En todos los años que vengo trabajando como consultor y formador, he escuchado muchas historias como esta. Parece que hay un mito muy persistente que dice que la manera “correcta” de conseguir clientes es haciendo todo uno mismo. Muchos profesionales tienden a ser “llaneros solitarios” y disfrutan de su independencia, pero esto hace que eviten pedir ayuda para conseguir clientes. Parece que pensaran que pedir ayuda es ilegal.

Debido a esta actitud de “hágalo usted mismo,” escucho a muchos profesionales independientes que se sienten culpables por pedir ayuda. Uno de ellos me dijo: “Estaba luchando por sobrevivir, pero no podía pedirle ayuda a nadie, porque creía que ellos iban a verme como un fracasado.” Trágicamente, al rehusarse a pedir ayuda, el fracaso se hizo realidad.

Vamos a derribar ese mito, ahora mismo. La gente exitosa pide ayuda todo el tiempo. De esa forma se vuelven exitosos. Así funcionan los negocios. Los emprendedores no construyen sus negocios haciendo todo ellos solos. Cuentan con la ayuda de su familia, sus amigos, sus conocidos, sus colegas, sus contactos.

Lectura relacionada  10 principios del marketing moderno según Philip Kotler

Estos son cinco enfoques para empezar a pedir ayuda para hacer crecer su negocio de servicios profesionales:

1. Pida y recibirá.

Si usted ha venido pensando que pedir ayuda a alguien es hacer algo “para sacar ventaja de una relación” abandone esas ideas. Permítase pedir ayuda a quienes están a su alrededor; personas más exitosas que usted lo hacen todo el tiempo.

Las personas que lo rodean, su familias, sus amigos, sus colegas, quieren darle su apoyo. Solamente necesitan que se les pida. Si usted todavía no le contó a todas las personas a las que conoce acerca de su negocio, empiece ahora mismo. Dígales qué servicios ofrece, qué tipo de clientes quiere tener, y pídales que hagan correr la voz sobre cómo usted puede ser de ayuda para la gente que ellos conocen.

2. Sea específico en sus pedidos de ayuda.

Vaya al grano. Los pedidos directos producen mejores resultados. Sea específico sobre lo que está solicitando. Decir “Por favor, recomiéndeme algunos clientes” es mucho menos efectivo que un pedido como  “Los mejores clientes para mí son las personas a las que les duele la espalda. ¿Conoce a alguien con ese problema?”

3. Ofrezca algo a cambio.

Las personas querrán responder a sus pedidos si reciben algo a cambio, y usted se sentirá mejor. Cuando hable con otros emprendedores, pregunte qué tipo de persona sería un buen cliente para ellos, y cómo podría recomendarlo. Pregunte: “¿Qué puedo hacer por usted?” Mostrar su disposición a desarrollar una relación de reciprocidad suele ser suficiente para que ambos se sientan a gusto con su solicitud de ayuda.

4. Haga que su pedido sea apropiado para la relación.

Invierta tiempo en hacerse conocer antes de pedir ayuda. Profesionales independientes que comparten su mismo mercado pero que no hacen el mismo trabajo son los candidatos ideales para ser “socios de referidos.” Usted va a descubrir que la mayoría de los demás emprendedores querrán ayudarlo cuando usted se les acerca con reciprocidad y respeto.

5. No espere para hacerlo.

Si usted espera hasta que su negocio despegue para hacer que sus amigos y colegas lo conozcan, va a perderse la principal fuente de referidos con la que cuentan la mayoría de los nuevos negocios. Si usted espera a tener clientes para empezar a intercambiar referidos, nunca va a conseguir suficientes referidos. Tome la iniciativa, y ofrezca y solicite ayuda desde el inicio.

Lectura relacionada  8 tipos de clientes problemáticos

Pedir ayuda no es pecado. Es la forma en la que se logran las cosas importantes. Deje de luchar en soledad. Empiece a pedir ayuda, y empezará a construir su negocio.

Fuente http://ventaserviciosprofesionales.blogspot.com.ar/2012/07/no-es-un-crimen-pedir-ayuda.html

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en:

suscribete sobre

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. Reblogged this on gabriel catalano and commented:
    Vamos a derribar ese mito, ahora mismo. La gente exitosa pide ayuda todo el tiempo. De esa forma se vuelven exitosos. Así funcionan los negocios. Los emprendedores no construyen sus negocios haciendo todo ellos solos. Cuentan con la ayuda de su familia, sus amigos, sus conocidos, sus colegas, sus contactos.r thoughts here… (optional)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.