Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Liderazgo » EL LIDER CON TALENTO… también en la pyme

EL LIDER CON TALENTO… también en la pyme

por Roberto Luna

Cuando hablamos de talento, muchas veces no coincide el significado que le damos. Y es que es una palabra muy de moda, quizás más en las conversaciones que en los hechos. Y es que no hay empresario, directivo o profesional que no la utilice en su gestión del día a día. Pero la realidad dista mucho de la teoría. Gestionar el talento significa aportar la estructura en la organización para sacar lo mejor de cada uno de los profesionales. Por lo tanto, es talento individual pero también talento organizativo.

Ayer estaba en impartiendo una conferencia-seminario con Inforges en Murcia en la IDE Business School en su programa de “Experto en Desarrollo de Talento y Gestión del Conocimiento” y les plantee lo que podrían ser los pasos para conseguir un liderazgo basado en el talento. De mis estudios científicos se puede observar cómo la práctica de la gestión del talento en sus cinco variables principales (ver entrada blog sobre gestión del talento) conlleva beneficios importantes para la satisfacción laboral, clima organizativo, productividad e innovación. Pero no es fácil generar una estructura basada en la gestión del talento, quizás por eso, por su inimitabilidad, puede ser un elemento clave en la competitividad y la diferenciación empresarial.

El nuevo Líder-Talent debería tener competencias para poder provocar una organización basada en el talento y no en el jerarquía y obediencia como están muchas hoy en día funcionando. Y es que la gestión del talento debe respetar una serie de máximas en la organización para poder aplicarse como son: (1)la gestión de la diversidad, (2) equidad salario-esfuerzo/responsabilidad, (3) comunicación auténtica, (4) transparencia y (5) objetividad.

Las siete competencias del Líder-Talent son las siguientes:

  1. Mentalidad de Talento: saber valorar el talento y la diversidad
  2. Equidad: congruencia y coherencia en el tiempo
  3. Humildad: trabajar el ego directivo en la organización
  4. Equipos de alto rendimiento
  5. Comunicación autontica y reconocimiento espontaneo y sincero
  6. Actitud innovadora diaria
  7. Equilibro emocional

De hecho, muchas de estas competencias se pueden adquirir con metodología del coaching ejecutivo, pues tener las competencias del Líder-Coach es un paso previo para poder ser un Líder-Talent. Las experiencias nos demuestran que los empresarios, directivos, mandos, coordinadores y profesionales en general que adquieren las habilidades del Líder-Coach generan un cambio actitudinal profundo hacia la gestión del talento y el desarrollo de sus equipos. Por eso, da igual si hablamos de una tienda, una farmacia, o un supermercado, en la medida que tenemos contacto con personas y responsabilidad de equipo, las competencias se activan igual que si hablamos de una empresa multinacional. Y es que las personas son personas, y con su rol profesionales, y todos necesitamos guía, orientación y procesos de desarrollo y crecimiento profesional.

Roberto Luna
@roberiluna
www.robertoluna.es
roberto-luna.blogspot.com
Lectura relacionada  Gerencia y liderazgo, las zonas polémicas

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.