Se acerca la temporada estival, y al igual que todos, los Gerentes Generales pensamos en el verano y las vacaciones. Las vacaciones Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » Cómo tomarse un mes de vacaciones siendo el Nro. 1 de la empresa

Se acerca la temporada estival, y al igual que todos, los Gerentes Generales pensamos en el verano y las vacaciones. Las vacaciones son una excelente oportunidad para recargar las pilas. Pero a diferencia de otros empleados y ejecutivos, los CEO tenemos una responsabilidad sobre el resultado final de la empresa. Sabemos que no hay una “formula mágica” para determinar hacia dónde ir con la empresa y cómo hacer para llegar allí, pero tenemos gente a cargo que depende de ese resultado. Y aunque hacia fuera manifestamos confianza y seguridad en nuestras decisiones, somos seres humanos que a veces tenemos dudas, y sentimos el peso que nos genera esa responsabilidad. Todo esto nos genera un desgaste importante, tanto en lo emocional e intelectual como en lo físico, que tiene que ser compensado con un buen descanso.
Pero aunque el período de descanso sea más que imprescindible, a veces nos resulta difícil tomarnos vacaciones porque surgen todos los miedos. Cuando estamos, todo funciona. Si surge un imprevisto, lo podemos resolver. Pero si nos vamos de vacaciones… ¿quién sabe qué puede pasar? ¿Y si surge una crisis que pone en serio riesgo los negocios de la empresa?

¡Alto! Aquí es donde usted tiene que advertir que tomarse un buen descanso no es un lujo sino una necesidad; que será bueno para el negocio, y que la única manera de tomarse un mes de vacaciones es… delegar. Pero delegar en serio, en forma efectiva, de modo que las cosas sigan funcionando aunque usted no esté.

Usted ya sabe que es imposible que una persona sola haga todo. Pero… ¿por qué usted como CEO a veces no delega? En nuestra experiencia, hay cuatro razones principales para no encomendar las tareas a otras personas:

”No puedo delegar porque necesito controlar todo”.
Esta necesidad viene de una falta de confianza en los empleados. Piense que la confianza se construye en base a cinco “C”:

– Comunicación: basada en que en una empresa debemos hablar, escucharnos y comprendernos, para funcionar como un equipo de trabajo.
–  Compromiso: basada en que el empleado esté comprometido con el éxito de la empresa, y usted lo sepa.
– Competencia: cuando usted cuenta con gente que tiene la experiencia y habilidad necesarios para hacer su trabajo en forma idónea, y además manejar las situaciones que se presenten.
– Cuidado: cuando usted sabe que sus empleados tienes sus intereses en cuenta
– Carácter: porque tiene gente honesta y ética.

Lectura relacionada  Los 7 errores financieros de las empresas

Para aumentar la confianza en su personal, primero debe identificar si hay alguna de las cinco “C” que no está funcionando como debiera. Ese es el principal problema. Luego, debe reunirse con el empleado y establecer un plan de acción para mejorar las cosas.

”No tengo tiempo para enseñar la tarea a realizar, y es más rápido que la haga yo”.
¡Usted no tiene tiempo para NO enseñarla! Delegar es la actividad que le va a generar mayor retorno sobre su tiempo invertido, porque lo libera a usted para crecer en otras áreas. Cada tarea que no delegamos, baja más y más el techo de nuestro crecimiento. Todos contamos con tiempo y energía limitados, y tenemos que decidir cómo administrarlos. Piense que toda inversión que haga hoy para delegar tareas le rendirá frutos mañana.

”No me conviene delegar, porque yo lo hago mejor que nadie”.
Mi estrategia básica para crecer es rodearme de personas mejores que yo. De esta forma complementarán mis competencias y habilidades, aportando algo nuevo para el crecimiento del negocio.
Trate de contratar a las mejores personas posibles para cada una de sus gerencias, y tercerice todo lo demás. Si usted puede hacer algo mejor que uno de sus Gerentes, cambie al Gerente o contrate a un asesor externo para que cumpla ese rol.

”La tarea es demasiado importante para ser delegada”.
Mis roles principales como Nº 1 son tres:
– Soy el principal Estratega, definiendo hacia dónde vamos y cómo llegaremos allí.
– Soy el Director Técnico del equipo, contratando a mi primera línea y organizándola para optimizar su desempeño.
– Y soy el principal Vendedor, involucrándome en la cadena comercial para cerrar las ventas más importantes de mi empresa.

Cualquier otra tarea que no sea la que está involucrada en estos roles debe ser delegada, porque me quita tiempo para ejercer las funciones más importantes de mi cargo.

Trate de delegar y tomarse el tiempo necesario para el descanso. “Desenchufarse” es tan necesario para el crecimiento de la empresa como adquirir capacitación, por ejemplo.

Los CEO tenemos que saber equilibrar nuestra vida personal y profesional para rendir mejor en la empresa, porque nada impacta tanto sobre el crecimiento de un negocio que el rendimiento de su líder.

Lectura relacionada  Serendipia, el valor del caos y de esperar lo inesperado

 

Por Alejo Cantón, Presidente de Vistage Argentina

Alejo Cantón es CEO & Presidente de VISTAGE Argentina desde marzo de 2000. Antes de desempeñarse en Vistage fue VicePresidente de Ventas de Acciones Latinoamericanas en Santander Investment Securities, New York, NY. Tiene un MBA en Finanzas y Entrepreneurship en The Anderson School at UCLA, Los Angeles, CA.

Si te gustó el artículo y la temática del Blog,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.