por José Ascoli

Estoy convencido de que las familias empresarias pueden lograr la productividad en armonía con la tenencia de un Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » Productividad en empresas familiares

family businesspor José Ascoli

Estoy convencido de que las familias empresarias pueden lograr la productividad en armonía con la tenencia de un buen plan estratégico que esté cimentado en un amplio conocimiento de los clientes de la empresa, en el conocimiento de las personalidades y talentos de quienes conforman la familia y la organización, en un profundo conocimiento de los resultados financieros de su empresa.

Pero ¿cómo se diseña un plan estratégico? La mayoría de personas considera que un plan estratégico es sinónimo de un presupuesto y pone todo su tiempo y energía en preparar “hojas electrónicas” con supuestos numéricos… un verdadero plan estratégico es aquel que se prepara a la luz de un análisis del entorno dentro del cual se desenvuelve la empresa y de un análisis del ambiente propio de la organización… es aquel que define, luego de una profunda e integral reflexión cuáles son los puntos cruciales que inciden en el negocio y, luego decide los objetivos que quiere alcanzar.

Es necesario mencionar que los objetivos son decisiones “direccionales” y no necesariamente “puntos fijos y numéricos”. Luego de decidir los objetivos, deben diseñarse las estrategias que permitirá alcanzar estos y ejecutarse las tácticas que permitirán que las estrategias se hagan sentir en los clientes objetivo.

Para poner “planear” un plan estratégico, es necesario que los dueños, ejecutivos y directores de las empresas se reúnan a compartir experiencias y a reflexionar sobre las mismas, en un ambiente adecuado que permita el poder analizar, reflexionar y sintetizar. Los planes estratégicos deben ser “simples” y deben mover a “actuar”. NO son documentos voluminosos bien “empastados” y repletos de datos sino guías prácticas de actuación para lograr los objetivos. Son guías para comunicar lo que los clientes esperan obtener lo que las empresas están deseosas de brindar.

Los planes estratégicos en las empresas familiares son, igual que en cualquier otro tipo de empresas, el elemento central para lograr el éxito. Los presupuestos son la expresión numérica de aquellas decisiones que se han tomado y están plasmadas en el plan estratégico. Los planes estratégicos deben contener un adecuado balance entre estrategias y tácticas de “continuidad” y estrategias y tácticas de “innovación”; deben servir para lograr, exitosamente, la “conectividad” entre los clientes y la empresa… así como para lograr la satisfacción de las necesidades y deseos de los consumidores y, con ello, lograr la rentabilidad de los accionistas de la empresa.

Lectura relacionada  La sucesión: lecciones de las dinastías empresariales familiares (Parte I)

El conocimiento de los “constituyentes” del negocio y la información de los mismos son cruciales para dichos propósitos y demanda que exista un adecuado, así como oportuno sistema de comunicación que implica la escogencia y transmisión de mensajes adecuados, el garantizar que sean adecuados, aceptados y puestos en práctica… en otras palabras, que exista una “comunión” en cuanto a lograr que los objetivos sean cumplidos.

Para las empresas familiares, la “comunicación” que debe lograrse no se restringe a los aspectos de negocios sino abarca también a los miembros de la familia o familias que las conforman. Por ejemplo, los hijos pequeños o nietos deben saber muy bien que las “vacaciones de fin de año” solo pueden llevarse a cabo cuando los resultados fueron favorables.

Los planes estratégicos deben diseñarse y revisarse con frecuencia para ratificarlos o modificarlos. Deben ser parte de la cultura de la empresa.

Son las familias empresarias las que crean una Visión y ejecutan una Misión que pone a favor de sus clientes potenciales aquellos productos o servicios que desean tener para lograr la satisfacción de sus necesidades y, con ello, recibir la gratificación correspondiente que, a la postre, se convierte en utilidades a favor de los accionistas y es por ello que los planes estratégicos son un fundamento de las mismas.

Autor José Ascoli

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en:

suscribete sobre

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.