Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » Los dilemas del CEO

Los dilemas del CEO

Ser la primera imagen de una empresa requiere de alta preparación académica, destre­za y suficiente inteligencia emo­cional. Esta última es la cualidad que debe dominar cuando de re­solver dilemas se trata, y, según el estudio del ADN de los CEO 2012 son más de uno: ¿Qué es lo más complejo de ser CEO? ¿Có­mo asume el error? ¿Qué es lo más gratificante de ser CEO?

En la primera interrogante, la in­vestigación pone de manifiesto que el 24,19% de los CEO encuestados ve como principal reto liderar un equipo. Quizá por­que está consciente que sus deci­siones tienen un enorme impac­to en la marcha de la compañía y que su comportamiento influ­ye sobre sus colaboradores más cercanos, inversores, accionistas y otros públicos de la organización.

Un 21,86% opina que lo más complejo es la responsabili­dad del cargo porque entran en juego factores como el diseño de una estrategia y los planes a fu­turo. Los altos ejecutivos saben que su gestión estará siempre en una balanza entre el acierto y el error y que su posterior ejecución afectará a toda la empresa.

Sus aspiraciones profesionales las deben equilibrar con su vida personal, de ahí que tras anali­zar los datos, a un 21,40% le preocupa que su cargo le res­te tiempo con su familia. En este punto se determinó que un CEO que tiene entre tres y cuatro hi­jos, le dedica en promedio ocho horas a la empresa; y quien no tiene ni un niño le dedica has­ta más de 12 horas a su trabajo.

Además de estos retos hay otros puntos de los cuales están pen­dientes, por ejemplo, cómo asu­mir un error. El 92% lo toma como aprendizaje. Para muchos este proceder evita sobresaltos a la organización ya que al pro­yectar serenidad, seguridad y es­tabilidad no existirán fisuras y el clima organizacional se verá for­talecido. Un 5,8% encuentra motivación en el error, mientras que el 1,4% lo siente como un fracaso y el 0,7% como una oportunidad de mejoramiento.

Ser CEO tiene sus gratificacio­nes, explícitas e implícitas. So­bre todo cuando se logra una meta propuesta, así lo afirma el 49,73% de los geren­tes generales encuestados. Con­tar con un elevado nivel profe­sional es la siguiente satisfacción (27,03%); tener prestigio se lleva el 9,19%; y, alcanzar éxito económico, 8,65%.

Lectura relacionada  Los siete retos del gerente Pyme

Explicarlo a detalle quizá no ten­ga mucho sentido. Cada situa­ción es única y difiere de las de­más en una posición en la que confluyen muchas variables y si­tuaciones las cuales tienen que ser resueltas de acuerdo a la per­sonalidad y estilo directivo del CEO en el puesto.

Fuente: http://www.ekosnegocios.com/negocios/verArticuloContenido.aspx?idArt=535

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.