Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Empresas Familiares


Home » Empresas Familiares (Page 3)
Protocolo familiar y planificación sucesoria
26 Nov
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Protocolo familiar y planificación sucesoria »

Por Leonardo J. Glikin
En este artículo veremos las interesantes relaciones entre un instrumento de ordenamiento empresario-familiar y una metodología para prevenir conflictos y prever el futuro.
¿Qué buscan las familias empresarias que se proponen realizar un Protocolo empresario-familiar?
Sin duda, buscan  establecer y consensuar un conjunto de normas ordenadoras de sus relaciones personales, familiares y empresariales.
En tal sentido, el Protocolo puede cumplir esas expectativas, porque se elabora a través de sucesivos encuentros de los miembros de la familia empresaria,  en los que se revisan conductas, se llega a acuerdos, se establecen mejores prácticas para la comunicación, y, en ese marco, se genera el espacio adecuado para revisar situaciones traumáticas del pasado, a fin de no repetirlas en el futuro.
Diferentes alcances del Protocolo Familiar
El Protocolo para el futuro inmediato
Ernesto, de 58 años, trabaja en la empresa familiar con sus hijos Gabriel, de 28 años, y Gerardo, de 25 años. Ambos son solteros, y no tienen hijos.  Si bien la relación entre ellos es de mucho afecto, no hay acuerdo respecto de las horas que cada uno debería dedicar al trabajo, y la intensidad y compromiso que cada cual espera del otro.
Algunas familias  encaran el Protocolo  para resolver cuestiones del presente, con poca proyección al mediano y largo plazo: el proceso de elaboración del Protocolo es el ámbito adecuado para resolver conflictos que les dificulta estar juntos.

¿Por qué mueren tan rapido las empresas familiares?
21 Nov
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

¿Por qué mueren tan rapido las empresas familiares? »

Por Valeriano Rosales Redondo
Decía Demóstenes: “Las oportunidades pequeñas son el principio de las grandes empresas”. La mayoría de las grandes empresas familiares alrededor del mundo, nacieron de un pequeño emprendimiento. ¿Sabías que, en Honduras, el 90% de las empresas son de carácter familiar? Estudios realizados en diferentes países en América Latina y especialmente en Honduras, demuestran que solo el 16% de las empresas familiares transitan a la segunda generación (grandes, medianas y pequeñas), es decir que el 84% mueren en ese proceso de transición, y que solo el 10% de estas llegan a la tercera generación.
Les comparto esta frase: “Demostremos que somos grandes empezando por hacer bien las cosas pequeñas”, la he dejado plasmada en mi libro DINERO ILIMITADO EN TU HOGAR, subtitulado: “Cómo administrar con éxito tu economía familiar y alcanzar prosperidad”, doble bestseller en Amazon, la librería digital más grande del mundo. No.1 en educación financiera y desarrollo personal. Si haces bien las cosas pequeñas, ten la seguridad que las grandes se facilitarán, porque habrás creado un hábito.
¿Por qué mueren tan rápido las empresas familiares?

El trabajo en la empresa familiar
18 Nov
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

El trabajo en la empresa familiar »

Por Carlos Folle
¿Qué motivaciones son las que importan a la hora de que la segunda generación se incorpore a la empresa familiar? ¿Cuáles necesidades hay que satisfacer?, ¿las del candidato, la de sus progenitores, las de la empresa?
“¿Debería entrar a trabajar en la empresa familiar?”. Esta pregunta me la han formulado varias veces distintos miembros de familias empresarias, generalmente los hijos cuando se están por incorporar al mercado de trabajo. Sin entrar en un relativismo inconducente o evitar una respuesta sin compromiso, la respuesta es “depende”. Ahora, ¿de qué depende? Depende, por un lado, de las motivaciones que haya para entrar —condición necesaria, pero no suficiente— y, por otro, de las necesidades de la empresa en ese momento.
Las motivaciones para entrar, generalmente, son de naturaleza bien variada. Desde el punto de vista del nuevo entrante hay una serie de respuestas posibles:
Es un derecho que tengo. “Mi familia es la dueña y por lo tanto me tienen que hacer un lugar allí”.
Es una obligación. “Mi familia la viene sacando adelante con gran esfuerzo y sacrifico. No tengo más remedio que entrar” (y dónde quedó la libertad…).
Es un refugio seguro. “Allí la puedo sacar ‘más barata’. Mi padre/madre es el dueño/a… será menos exigente que en otro sitio”.
Es una manera de asegurarme un ingreso monetario. “Me tengo que ganar la vida de alguna manera”.

Protocolo familiar: buscar el consenso para un futuro mejor
14 Nov
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Protocolo familiar: buscar el consenso para un futuro mejor »

Por Leonardo J. Glikin
Si el Protocolo Familiar fuera un mero contrato, podríamos bajarlo de Internet y completar los datos de la empresa, los padres y los hijos. Pero el protocolo es otra cosa. Es el diploma de honor del consenso empresario-familiar. 
El Protocolo Familiar es un acuerdo con valor legal (hoy, a través del art. 1010 del Código Civil y Comercial, que permite los pactos sobre herencia futura cuando tienen por objeto evitar o resolver conflictos, y garantizar la unidad de gestión empresarial.
Pero, antes de considerar su valor legal, es necesario aquilatar su enorme valor moral: porque el Protocolo es el fruto de un proceso en el que una familia empresaria ha logrado consensos fundamentales, que les permitirán continuar juntos, y fortalecidos, por mucho tiempo más.
El Protocolo es un acuerdo al que se debe llegar con un alto grado de participación de los miembros de la familia, ya que eso es lo que va a generar el consenso necesario para que goce de legitimidad, condición subjetiva principal para su éxito, que consiste en que sea respetado por los integrantes de la familia sin necesidad de recurrir a un Juez o a un árbitro.
Si todos sienten que el protocolo ha sido fruto de un esfuerzo del grupo familiar para llegar a un acuerdo, basado en mutuas concesiones, ese producto final va a tener muchas posibilidades de éxito a lo largo del tiempo.

¿Cuál es el lugar de los parientes políticos?
11 Nov
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

¿Cuál es el lugar de los parientes políticos? »

Por Leonardo J. Glikin
Nueras y yernos tienen un protagonismo significativo en las empresas familiares. A veces, porque son socios o continuadores en el negocio familiar. En otros casos, por los esfuerzos que hace la familia consanguínea para evitar su participación
 “Sapo de otro pozo”…la cultura popular define en pocas palabras el sentimiento que tienen muchos titulares de empresas familiares respecto de sus cuñados, sus cuñadas, sus yernos y sus nueras.
Tal es así, que si preguntamos a 10 empresarios cuánto vale su empresa, probablemente no más de 3 de ellos tendrán una respuesta. En cambio, si les preguntamos si sus parientes políticos deben participar en la empresa o no, todos tendrán una opinión formada al respecto.
Si la participación de parientes políticos era un tema complejo en el pasado, cuando las personas se casaban para toda la vida, mucho más lo es en el presente, dado que hay diferentes modelos de pareja: están quienes conviven bajo un mismo techo, quienes tienen una relación permanente y estable pero viven separados, quienes se casan legalmente, quienes se separan, quienes se divorcian y vuelven a casarse. Por lo tanto, a la dificultad natural de interactuar con la pareja de un miembro de la familia consanguínea, se agrega actualmente el riesgo de tener que interactuar con la ex pareja.
Los ámbitos de participación