Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Empresas Familiares


Home » Empresas Familiares (Page 4)
Seis modelos de participación de los hijos en la empresa familiar
26 Feb
2020
Escrito por juancarlos

Seis modelos de participación de los hijos en la empresa familiar »

por Leonardo Glikin
¿Libertad absoluta de elección, para la siguiente generación, o férreo mandato para continuar la empresa familiar? Entre ambos extremos, hay diferentes modos de transmitir a la siguiente generación sus opciones y sus responsabilidades.
La cuestión del deseo es central, en la transmisión cultural de una generación a otra, y en el modo como cada uno va a tomar sus decisiones.
En las familias empresarias hay diferentes modelos, que, a su vez, evolucionan de una generación a otra.
Básicamente, podemos resumirlos en los siguientes modelos de continuidad en la empresa familiar:
1.- Como una responsabilidad/mandato indiscutible.
En estos casos, si algún miembro de la familia empresaria decidiera emprender otro camino, probablemente se lo consideraría transgresor de las expectativas familiares,  y ello podría ser fuente de consecuencias patrimoniales y afectivas.
Habitualmente este modelo es fruto de la cultura del inmigrante, o del Fundador que creó la empresa en condiciones adversas, y que, por lo tanto, concibe como un gran logro la realidad actual, y proyecta en la siguiente generación la tarea de continuar el crecimiento y la consolidación de la obra iniciada.

Dos nuevas generaciones, desde tres puntos de vista.
25 Feb
2020
Escrito por juancarlos

Dos nuevas generaciones, desde tres puntos de vista. »

TEMAS DE EMPRESA Y FAMILIA presenta tres excelentes artículos, acerca de Millenials y Centennials: su relación con el marketing, sus costumbres en Internet, y sus características en relación al trabajo.
Creemos que es un aporte indispensable para un pacto intergeneracional, que lleve a conocernos mejor y respetarnos más.
Así son los centennials: la generación que está revolucionando la forma de hacer marketing… y vender
Los centennials constituyen el grupo generacional más joven, que toma el relevo a los millennials como la generación digital más experta. Suponen un salto generacional con respecto a sus predecesores y se prevé que en unos años sean el conjunto demográfico más goloso para los anunciantes.
Son la generación de jóvenes que están empezando a incorporarse al mercado laboral y, junto a los millennials, representarán a la mayoría de la población mundial allá por 2020. Por eso queremos que los conozcas en detalle.
La generación ‘X’, la generación ‘Y’… y la generación ‘Z’
El término ‘centennials’ fue acuñado en 2015 por la consultora de Kantar Group, The Future Company, para diferenciar a los adolescentes que habían nacido en plena eclosión digital, concretamente entre 1994 y 2009. Hasta ese momento eran conocidos como la generación Z: los siguientes después de la generación Y (millennials) y la generación X.
A pesar de que comparten rasgos con los millennials – ambos son nativos digitales-, sería un error considerarlos desde la misma perspectiva. Hay que tener en cuenta que los centennials, a diferencia de los millennials, no conocen la vida sin smartphones o Internet, y esto influye mucho en la manera en la que ven su existencia y también en su modo de consumir productos y servicios.

Empresas familiares: cómo enfrentar los conflictos cuando salen a la luz por la crisis
19 Feb
2020
Escrito por juancarlos

Empresas familiares: cómo enfrentar los conflictos cuando salen a la luz por la crisis »

por Miguel Ángel Dojas
… no sólo a los números sino también a los vínculos dentro del hogar. Cuáles son las reacciones más frecuentes. Qué se recomienda para lograr el éxito del negocio a largo plazo
La incertidumbre que reina en la economía, junto con la desaceleración del consumo y los pronósticos poco auspiciosos para el 2019/2020 golpean por partida doble a las empresas familiares: sus directivos-dueños tienen que lidiar con que los números no cierran, pero también con los problemas que surgen en el seno familiar y que inevitablemente se trasladan -asado o pastas de por medio- a la mesa del domingo.
Y es cuando el viento no sopla a favor el momento preciso en el que los conflictos (que en muchos casos estaban latentes) estallan y se propagan al interior de la compañía y, sobre todo, dentro del seno de la familia.
Los conflictos en las empresas familiares siempre están, pero las crisis lo que hacen es sacarlos a la luz.
En nuestra opinión, a través de la “cuota hijo o familiar” sus integrantes van cambiando los conflictos por tranquilidad y esto hace que, de alguna forma, la pelea o la puja de intereses no se manifieste; ya que la gente está conforme con el pago y beneficios que está recibiendo.
Pero cuando no hay dinero, quienes comparten trabajo y familia se ponen intranquilos o nerviosos.

Consolide con éxito su pequeña empresa familiar
17 Feb
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

Consolide con éxito su pequeña empresa familiar »

Por Yael Córdova
Un negocio familiar requiere de esfuerzo, cooperación y coordinación para consolidarse y lograr crecer. ¿Está seguro de que su empresa tiene el esquema de trabajo necesario para alcanzar el éxito?
En México, nueve de cada 10 empresas son familiares, convirtiéndose así en el principal motor de economía del país; sin embargo, sólo 20% sobrevive la transición a la segunda y tercera generación, debido a problemas como la falta de institucionalización y organigramas poco claros.
Las probabilidades de supervivencia de una pequeña empresa familiar incrementan cuando ésta se convierte en una empresa institucional, a través de un proceso de análisis y transformación en la estructura organizacional dentro de una compañía, que ayuda a definir desde los órganos directivos de un corporativo, hasta los roles que ocupa cada individuo, orientándolos al área correspondiente de acuerdo con sus fortalezas y habilidades, logrando así una mejora para la toma de decisiones en la continuidad del plan de negocio.
Ricardo Fainsilber, director y fundador de Fainsilber Asesores, firma especializada en negocios familiares, destacó que el hecho de que sean varios miembros de la familia los que trabajen en el mismo negocio hace ya un tanto complejo el tema de la coordinación, por ello afirmó que es básico que se tengan bien claros los roles que tiene en la empresa cada familiar.
Definan los límites de la responsabilidad y las funciones de cada uno de los trabajadores; las reglas de cómo van a participar y cómo se relacionarán deben quedar bien claras, pues muchas veces la confianza que hay entre unos y otros hace que no delimiten sus actividades, lo que puede generar conflictos , afirmó.

El odio familiar detrás de la creación de Adidas y Puma
14 Feb
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

El odio familiar detrás de la creación de Adidas y Puma »

Por Claudia Peiró
Adidas y Puma son dos marcas tan difundidas que ya nadie imagina que alguna vez fueron una sola: la fábrica de calzados Dassler (en alemán la «Gerbüder Dassler Schuhfabrik»), una pequeña empresa familiar en Herzogenaurach, un pueblo de Baviera, Alemania, que aun hoy cuenta con sólo 25 mil habitantes y sigue siendo la sede de las casas centrales de ambos gigantes deportivos. Sólo los separan 500 metros y un río, pero hay entre ellos una distancia tan intangible como insuperable: el odio familiar que les dio origen.
Entre los años 1950 y 1970, Adidas y Puma se hicieron una guerra sin cuartel por la conquista del mercado mundial, y del favor de los seleccionados de fútbol nacionales, de los equipos olímpicos, de las Federaciones y autoridades deportivas. Fruto de esa lucha fue el hábito de pagar a atletas y entrenadores por el uso de una marca. Adidas y Puma compitieron abiertamente y también se jugaron sucio: se espiaron, se robaron ideas y personal, o directamente se sabotearon como cuando Adidas logró bloquear en la aduana las zapatillas Puma destinadas a los atletas en los juegos olímpicos de México (1968).
Detrás de esa pelea de marcas, una misma sangre, un mismo apellido: Dassler. Dos hermanos que vieron cada uno en el otro a su mejor enemigo. Adolf, el menor, nacido en el año 1900, había heredado el talento artesanal del padre para la fabricación de zapatos. Rudolf, 2 años mayor, era el administrador y el que abría mercados. Las relaciones públicas eran su especialidad. Los dos hermanos eran muy deportistas, amantes del atletismo y del fútbol.
Eran los años 1920. Los calzados Dassler, casi artesanales, ya empezaban a gozar de prestigio y eran apreciados por los entrenadores y atletas alemanes. Adolf soñaba con diseñar el mejor botín de fútbol, ese que le permitiera al jugador sentir la pelota y jugar en cualquier terreno; y también la zapatilla más liviana para el corredor de los 100 metros en los Juegos Olímpicos.