Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Empresas Familiares


Home » Empresas Familiares (Page 4)
3 errores comunes en el mercadeo de mi empresa familiar
20 Ago
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

3 errores comunes en el mercadeo de mi empresa familiar »

Nada es tan emocionante como cuando organizamos nuestra pequeña empresa, por ejemplo, cuando seleccionamos y mejoramos los productos y servicios a ofrecer, el horario y lugar donde trabajaremos e incluso cuando asignamos los roles de cada miembro del negocio y nuestros empleados. Todo es emocionante hasta que llega el momento de darnos a conocer en nuestra comunidad y a los clientes potenciales: ¡Tenemos que crear y emplear nuestras técnicas de mercadeo! pero, ¿cómo?
El marketing es una de las funciones de todo negocio que a casi nadie le gusta hacer, por lo cual nunca programan el tiempo para aprender de ello, o lo van posponiendo para cuando el negocio este ‘perfecto’, y a la final terminan cometiendo uno de estos tres errores comunes:
No hacen nada:
Son miles los dueños de negocios con buenas ideas que se sienten fracasados porque el negocio no les produce nada. Se siente fracasados cuando ní siquiera han intentado en promocionar sus productos o servicios.

El Protocolo como clave en la sucesión de la empresa familiar
15 Ago
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

El Protocolo como clave en la sucesión de la empresa familiar »

Los directivos que forman parte de una empresa familiar deben tener muchos aspectos en cuenta en el día a día de su compañía. Se trata de una empresa con ciertas peculiaridades, siendo la unidad familiar y la permanencia de la empresa en el patrimonio familiar los aspectos clave por los que se ha de velar. La cuestión de la sucesión siempre debe estar presente de cara a evitar problemas y asegurar el futuro de la empresa y su transmisión a las futuras generaciones.
Tal y como señala Ana Membrilla, Socio-Abogada del Departamento Mercantil de HispaColex Bufete Jurídico y letrada especializada en protocolizar las relaciones familia-empresa en el ámbito de la empresa familiar, «es importante conocer los posibles conflictos o situaciones que pueden influir en las sucesión generacional dentro de la empresa, de forma que se puedan prever y garantizar, en la mayor medida posible, que una empresa familiar pase a la siguiente generación con éxito».
Surge así la necesidad del Protocolo Familiar, como mecanismo para organizar los aspectos internos de la entidad y las relaciones de ésta con la familia. Abarca no solo aquellas circunstancias económicas, patrimoniales y de organización, sino también los valores propios de la familia que se quieren transmitir a las sucesivas generaciones en la empresa.
«El Protocolo Familiar impide la aparición de discrepancias entre los distintos miembros de la familia, al prever los conflictos que pueden surgir y adelantarse en la resolución de los mismos», añade Membrilla.
Arbitrando el Protocolo

Límites a parientes políticos en empresa familiar
12 Ago
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Límites a parientes políticos en empresa familiar »

Por Cecilia Durán Mena – Dicen por ahí que, entre la familia política y el sol, mientras más lejos mejor. Los dichos son sabiduría popular de amplio espectro que nos llega en cantidades homeopáticas. No podemos desoírla. Las relaciones con la familia política son la causa más frecuente de conflicto entre las parejas porque existen sentimientos encontrados, comparaciones, celos, envidia y rencor en las discusiones. Las intromisiones desgastan a la pareja: una de las partes no se siente apoyada por la otra, a pesar de haberle expresado, en numerosas ocasiones, que se siente solo o sola. Si eso es realidad en el ámbito personal, la situación se recrudece aún más cuando los familiares políticos cruzan —y les permiten cruzar— ciertos límites que debieran ser fronteras.
Evidentemente, todos hemos escuchado las historias de terror del cuñado abusivo, del tío flojo, del hermano gastalón, de la nuera manirrota y entrelucida, del suegro cara de vinagre, del yerno grosero, del compadre que todos toleran pero que cae en la punta del hígado, del sobrino que nada más se aparece para estirar la mano. También sabemos de muchos que creyeron que la empresa estaba acorazada contra todo tipo de embates, que el cariño todo lo puede y no sobrevivieron a un ejército de cigarras que se la pasaron de fiesta ordeñando el flujo de efectivo hasta hacerla sucumbir por deshidratación financiera.
Hoy, todavía, la familia sigue siendo la célula fundamental de la sociedad y la empresa es la unidad que pone en marcha a la economía. Sin embargo, es necesario entender que hay elementos sociales que van cambiando y han ido añadiendo complejidad al tema: las empresas ya no ponen tanto interés en el largo plazo, los nuevos modelos de negocios permiten la operación de negocios estacionales que no buscan la permanencia; de acuerdo con datos del Inegi el divorcio en México ha aumentado en 136% en los últimos 15 años. En el 2016, el 58.1% de la población en el país se encuentra unida, 31.4% está soltera y 10.5% es separada, viuda o divorciada.

Empresa familiar: el reto de sobrevivir a la tercera generación
5 Ago
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Empresa familiar: el reto de sobrevivir a la tercera generación »

Por Ricard Agustín – Conseguir transmitir el negocio de generación en generación es la gran preocupación de muchas empresas familiares. Y es que los datos del Instituto de la Empresa familiar nos indican que tan solo un 30% de las empresas familiares sobreviven a la transición de primera a segunda generación.
Así que en una empresa familiar, 30 de cada 100 organizaciones supera el primer relevo generacional. De éstas, solo un 50% (15 de cada 30 empresas) consigue pasar de la segunda a la tercera generación de la familia.
En muchos casos, la falta de planificación del relevo generacional y los problemas vinculados a la relación familia-empresa, como la falta de visión compartida, las peleas familiares y el no actuar como accionistas responsables, son los factores que ponen en riesgo la continuidad de las empresas familiares.
A muchas familias todavía les resulta difícil abordar estos temas en los que se mezclan familia y empresa, ya sea por pereza, por el miedo a la jubilación, porque entran en juego las emociones familiares o porque no siempre tienen ni las competencias ni las herramientas necesarias para afrontarlos. Pero la experiencia nos demuestra que no abordarlos, o demorarlo sine die, puede condicionar la continuidad del negocio.
Planificar la sucesión: protocolo familiar y pactos de familia
Para transmitir con éxito el negocio a la siguiente generación es fundamental planificar con tiempo y consenso el relevo generacional. No podemos olvidar que se trata de un momento especialmente sensible para las empresas familiares, puesto que requiere tomar decisiones trascendentes e implica un cambio de liderazgo, algo para lo que es necesario tener una buena situación familiar y estabilidad empresarial.

La comunicación efectiva en la empresa familiar
29 Jul
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

La comunicación efectiva en la empresa familiar »

 Por Mario Rizo Rivas – El problema de la empresa familiar es la cultura del secreto. Esto sucede cuando en las empresas el dueño habla poco, explica poco y dice cosas diferentes a distintas personas, impidiendo así la generación de una información clara y completa.
La falta de comunicación crea una serie de problemas, tanto para los miembros de la siguiente generación en proceso de incorporación a la empresa, así como para los directivos no familiares que participan en la gestión.
Las empresas familiares participan de una doble naturaleza, ya que contienen a la familia y a la empresa. No es fácil combinar una institución basada en el amor, con otra basada en intereses económicos. Los padres se comunican con sus hijos a través del afecto, pero cuando padres e hijos comienzan a trabajar juntos en la empresa, resulta necesario que comiencen a comunicarse con un sistema que sea más racional y menos afectivo. Hay algunas personas que te escuchan cuando hablas y hay otras personas que simplemente esperan su turno.
La comunicación es un proceso vital en las empresas; por eso cuando hay poca comunicación o se utiliza un proceso no adecuado, seguramente aparecerán los conflictos que se materializarán en malentendidos, rumores, discusiones, y malas relaciones personales.