Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Liderazgo


Home » Liderazgo (Page 2)
La nueva empresa y el liderazgo del futuro
5 May
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

La nueva empresa y el liderazgo del futuro »

Por Euprepio Padula – A menudo, en esta columna, cuyo título es precisamente: ‘Más allá del LIDERAZGO’, hablo de las competencias clave para alcanzar, desarrollar e implementar esta cualidad.
Algunas son universales y atemporales, otras en cambio son absolutamente novedosas y se han revelado como imprescindibles en los últimos años, sobre todo a raíz de la crisis que hemos padecido entre 2008 y 2013, la más terrible desde el ‘Crack’ de 1929 y que se ha llevado por delante, no solo el bienestar y los niveles de vida de inmensas capas de población trabajadora tradicionalmente conocida como ‘clase media’, sino modelos organizativos y empresariales que, en la nueva era que estamos alumbrando, sencillamente, ya no sirven.
Muchos expertos y directivos se resisten a admitirlo, pero yo tengo ya meridianamente claro que el concepto de empresa, como entidad económica cuyo fin último está basado exclusivamente en la rentabilidad económica, ha quedado enterrado en el siglo XX.
En el siglo XXI, la empresa se ha convertido en parte de un sistema social. Su viabilidad solo puede mantenerse en el tiempo si, además de los obvios e imprescindibles objetivos económicos cuales son, mejorar la productividad, optimizar el beneficio, ser más rentable que sus competidores y, por tanto, en una palabra, más exitosa, consigue también ser más útil socialmente, en extremo respetuosa con el medio ambiente y completamente disruptiva, apostando por la innovación.
Dicho de otra forma; solo perdurará en el tiempo si todos ganan porque nos encontramos frente a un sistema que podríamos definir como un nuevo capitalismo: un capitalismo social donde domina la regla del ganar-ganar.

Las Diez Causas principales del fracaso del Liderazgo
3 May
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Las Diez Causas principales del fracaso del Liderazgo »

Por Daniel Cestau Liz – 1. La incapacidad para organizar detalles. Un liderazgo eficiente requiere capacidad para organizar y controlar los detalles. Ningún líder genuino está jamás demasiado ocupado para hacer cualquier cosa que se le pueda pedir en su condición de líder. Cuando un hombre, ya sea en calidad de líder o de asistente, admite que está demasiado ocupado para cambiar de planes, o para prestar atención a una emergencia, está admitiendo su incompetencia. El líder de éxito debe ser quien controle todos los detalles relacionados con su posición. Esto significa, por supuesto, que ha de adquirir el hábito de relegar los detalles a asistentes capaces.
2. Mala disposición para prestar servicios modestos. Los líderes están siempre dispuestos, cuando la ocasión lo exige, a llevar a cabo cualquier tipo de labor que se les pida que hagan. Que el mejor de entre vosotros será el sirviente de todos es una verdad que todos los líderes capaces observan y respetan.

Influencers de toda la vida: cuando el liderazgo se ejerce en el ámbito empresarial
1 May
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Influencers de toda la vida: cuando el liderazgo se ejerce en el ámbito empresarial »

Por Carmen Sánchez – En la actualidad hay mucha gente que se dedica profesionalmente a ser influencer, o dicho de otro modo, a influir sobre los demás en las redes sociales y en eventos de relaciones públicas. Parece un concepto moderno, pero no deja de ser una forma de liderazgo ejercida de manera natural y orgánica; el mismo liderazgo que normalmente abunda en el entorno empresarial.
La palabra influencer genera –en ocasiones– rechazo por el evidente componente generacional que acarrea; tiene un fuerte vínculo millenial y hay quienes, observando el concepto desde edades más tardías, se acercan a él entre escépticos y desorientados. Influidos por el miedo a no entender. A quedase descolgados. Sin embargo, hay un tipo de influencer que ha existido durante toda la vida y que resulta perfectamente reconocible para cualquiera: el jefe apreciado y carismático.
El auténtico líder
Pero, ¿qué puede aprender un líder empresarial de estos nuevos adalides de la comunicación en Internet? Aparentemente el influencer aparece de la nada y decide mostrar al mundo, a través de las redes sociales, aquello que hace en los diferentes ámbitos de su vida. Ocurre que, sin proponérselo, ejerce una influencia enorme en miles de personas, atesora un liderazgo auténtico «de dentro a fuera» y lo desempeña gracias a que está conectado a su esencia. Hace lo que le gusta hacer sin esperar nada a cambio.

El secreto del líder camaleónico para trabajar con 5 generaciones
26 Abr
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

El secreto del líder camaleónico para trabajar con 5 generaciones »

Por Raciel Sosa – El 2018b fue emblemático a nivel generacional, porque se incorporaron 5 generaciones en el ámbito laboral: 5 generaciones que están trabajando simultáneamente en una empresa.
Por un lado, están las personas a las cuales se les conoce como Tradicionalistas o Veteranos, gente que nació entre 1900 y 1945. Si sacamos cuentas, nos vamos a dar cuenta de que hay gente que tiene 75 años y está trabajando (pensemos en nuestros papás que, en muchos casos, todavía están laborando). Después está la generación Baby boomer (que es mi generación), gente que nació entre 1946 y 1964; se trata de la generación que continua al fin de la segunda guerra mundial, es una generación que venía con la encomienda generacional de “reconstruir el mundo”; cuando ellos nacieron el mundo estaba devastado.
Posteriormente, tenemos la Generación X, integrada por personas que nacieron entre 1965 y 1980: es la “generación puente” porque es una generación que ya empieza a utilizar la tecnología para fines lúdicos, es decir ya jugaban con juguetes electrónicos. Y es una diferencia muy importante porque todos los niños previos a esa generación jugaban a lo que jugaban las generaciones anteriores: a las escondidas, a la cuerda … La característica “puente” de esta generación se vuelve muy significativa, ya que les permite entenderse tanto con la generación anterior como con la posterior, por lo que se comunica tanto con las generaciones de antaño como con las nuevas generaciones. De hecho, hoy es la generación que está dirigiendo el mundo, muchos presidentes de compañías y ejecutivos de alto nivel pertenecen a la generación X.
Después tenemos la Generación Millennial, los que nacieron entre 1981 y 1995 (algunos hablan del 2000); Hoy en día, las personas que forman parte de esta generación empiezan ya a tener posiciones de autoridad dentro de las organizaciones y, actualmente, representan el 60% de la fuerza laboral. Son ellos los que están cambiando y transformando todos los paradigmas de la empleabilidad hoy en día.

Los siete rasgos de un buen líder (según un profesor de negocios de moda)
23 Abr
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Los siete rasgos de un buen líder (según un profesor de negocios de moda) »

Por P. Ramírez – Aunque el liderazgo nos suene a concepto abstracto difícil de abarcar, existen una serie de rasgos fácilmente identificables que pueden definir a un buen líder.
O eso es lo que opina Adam Grant, profesor de negocios de moda en la Escuela Wharton y autor de varios bestsellers como Give and Take y Originals.
En una entrevista en Inc., desvela sus conclusiones tras haber participado en más de un centenar de estudios sobre el tema, revelando siete aspectos clave del liderazgo.
1. Desconfiar del brainstorming
Uno de los principales problemas que observa Grant es la predominancia del pensamiento grupal en la toma de decisiones, el cual suele anular la originalidad y descartar amenazas potenciales que en el futuro podrían revelarse como reales.
El resultado: decisiones precipitadas y, a menudo, desastrosas, que pueden poner el peligro la propia estrategia de una compañía en una materia concreta.
Por eso, este profesor sugiere utilizar un proceso al que llama brainwriting -en contraposición al clásico brainstorming-; un mecanismo que permite a todos los participantes generar ideas por su cuenta para, después, ponerlas en común para evaluarlas. Y, para llevarlo a cabo, incluso propone que las ideas se conciban en espacios separados para no contaminar al grupo.