No se puede ejecutar de todo, aunque se quisiera. Recomendaciones para ajustar las cargas y permitir que el personal de su Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Liderazgo » Recursos Humanos: empodere y delegue a sus empleados

No se puede ejecutar de todo, aunque se quisiera. Recomendaciones para ajustar las cargas y permitir que el personal de su empresa aporte más al negocio, al tiempo que recibe experiencias enriquecedoras.

Entienda. Empoderar viene del inglés empowerment, que significa delegar poder y autoridad a los subordinados y permitirles sentirse “dueños” de su propio trabajo, con el fin de fortalecer el liderazgo y dar sentido al trabajo en equipo.   Lo más interesante es que a medida que se faculta a las personas, ellas empiezan a adquirir nuevas habilidades o a pulir las que ya tenían, creciendo profesional y personalmente y haciendo aportes aun más valiosos para el negocio.   Para que esto ocurra, es preciso pasar de una mentalidad de mando y control a un ambiente de responsabilidad y apoyo, en el cual todos los colaboradores tengan la oportunidad de dar lo mejor de sí mismos.  Vale la pena intentarlo.
Defina. Decida exactamente qué va a delegar: tareas, responsabilidades, autoridad o liderazgo, según las necesidades y el impacto que cada cosa pueda tener en el negocio.  Póngalo por escrito creando un perfil, competencias, roles y responsabilidades que deberá tener y asumir la persona que reciba esta labor.

Diagnostique. Establezca si las personas a cargo están lo suficientemente maduras en cuanto a conocimiento de su labor, funciones y metas, siendo así conscientes del impacto de su rol en los resultados del negocio.  Es importante detectar quienes son aquellos que tienen mayor nivel de compromiso con la empresa, voluntad para hacer las cosas y además, experiencia asumiendo el tipo de tarea o responsabilidad que usted quiere delegar.  “Un colaborador listo para ser empoderado se caracteriza porque define y persigue sus propios objetivos, vive de acuerdo a sus valores, confía en su auto eficacia, es recursivo, aprende rápidamente y presenta alternativas para solucionar problemas”, recomienda Luisa Rocha, Advisory Manager y Change Management Leader de Ernst & Young Colombia.

Capacite. Una vez que ha seleccionado el personal que podría ser candidato a ejercer las labores que desea delegar, evalúe si poseen los conocimientos, la experiencia y las aptitudes para llevarlas a cabo. Donde encuentre falencias, proceda con la capacitación y formación requeridas.  

Comparta información.  Quienes tienen información se ven obligados a actuar en forma responsable, por lo cual ésta es una excelente forma de crear confianza y estimular a la gente a actuar como si fuera dueña de la empresa.  Comparta la información necesaria sobre el desempeño del negocio, la productividad, las ventas, los errores, desperdicios, utilidades y nuevos proyectos.

Lectura relacionada  Por qué siempre es importante contratar a los mejores?

Entregue. De manera formal, pase las labores en cuestión a la persona seleccionada y capacitada.  Asegúrese de exponer y entender las expectativas que el empoderamiento genera de parte y parte, con el fin asegurar el resultado y apoyar el desarrollo del colaborador ayudándolo a conseguir la meta planteada.

Acompañe. Asegúrese de llevar a cabo un acompañamiento para confirmar que el personal está preparado, y ayúdele cuando se encuentre con situaciones en que desconoce cómo actuar.  Nadie puede saberlo todo desde el principio y estar muy atento, sobre todo al inicio, le ahorrará muchos problemas.  Por otra parte, si se encuentra con un equipo que no le pide ayuda, monitoree su funcionamiento y resultados muy de cerca al menos durante el primer mes.

Retroalimente. Es muy probable que se presenten errores e inconsistencias al principio.  No olvide que todo “error” es una oportunidad para mejorar y aumentar el rendimiento, por lo cual es necesario que usted oportunamente realice evaluaciones con sus colaboradores empoderados para reconocer los logros y evidenciar oportunidades de mejora, con el fin de mantener la motivación y obtener compromiso en la eliminación de posibles falencias.

Fuente: http://www.misionpyme.com/cms/content/view/4053/114/

 

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.