por zumodeempleo.com

Si bien está siendo un año tremendamente emocionante en el aspecto profesional, también Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Emprendedores » Para emprender hay que hablar Klingon

Quino, el genio

por zumodeempleo.com

Si bien está siendo un año tremendamente emocionante en el aspecto profesional, también debo decir que está siendo uno de los más estresantes (y eso que ya me quejaba de esto mismo el año pasado). Es lo que tiene el estrés, que es como el color beige: va con lo que te pongas. ¿Que te sientes insatisfecho en el trabajo? Estrés ¿Que tu jefe es un abusón? Estrés ¿Que  no tienes trabajo? (por descontado) estrés ¿Que estás montando la empresa de tu vida con toda la ilusión del mundo? Estrés ¿Que estás organizando tu boda? Estrés ¿Que vas a tener un hijo? Estrés ¿Que no te pagan las facturas? Estrés. ¿Que hacienda no te devuelve? Estrés. Majete, el tipo.

Resulta que me encontraba hace un par de meses una vez más poniéndome en manos del nutricionista número mil :( un médico que me habían recomendado muy mucho (es decir: que me iba a sacar los cuartos sin despeinarse) porque te hacía todo tipo de pruebas para dar con la dieta exacta para ti y quéséyoquémas, cuando va y me suelta: “En una escala de estrés del 1 al 4 tu sistema nervioso está en el 13. Anda bonita, relájate una temporada y ya hablaremos de dieta” (sus palabras exactas estaban más trabajadas para justificar los 80 eurazos que me iba a cobrar, pero este fue el mensaje).

¿Y qué tiene que ver esto con nada? Pues está relacionado con un tema que ahora mismo llena mis días, succiona mi energía, me mantiene despierta, con el bolsillo temblando y mis niveles de estrés disparados: emprender (1).

Dicen que emprender es la solución del país, no? que si cada emprendedor contratara a una persona se acababa el paro (me da igual la estadística, es algo así de apoteósico). Vaya por delante que estoy a favor de la moción, pero luego las estadísticas de resultados son tan aterradoras -como el ratio bodas/divorcios, que menos de la mitad siguen casados 6  años después-: se hunden o cierran anualmente casi el mismo número de empresas que se crean. Y me está pareciendo a mí que es por la misma razón que el tema de las bodas: nos metemos en algo que desconocemos –y conscientemente cerramos los ojos para no conocer-, dando lo que los del idioma de Shakespeare llaman “a leap of faith”, un salto de fe – un salto al vacío, básicamente.

Pero es que ahora lo más cool es emprender. Hay que emprender para tirar del país para adelante. Animemos al emprendedor, organicemos eventos y faustos en su honor.

El truco es que aquí nadie te cuenta cómo se hace esto. No es que tampoco te sirviera mucho en su momento aprenderte todos los ríos de España o que las nubes se dividen en cirros, estratos, cúmulos y nimbos, pero lo cierto es que no hay formación reglada sobre emprendimiento. La opción ni se menciona en la escuela, universidad, etc. Es un “búscate la vida”, o como queda más chulo:  “autoaprendizaje”. Que ya te has tirado 15 años en el colegio, cinco en la universidad y uno de máster para saber todo lo que tienes que saber (2).

Es como si compraras en Ikea la caja con las piezas para montar tu empresa pero sin instrucciones. A ver quién es el guapo que no la caga fastidia ni le sobran piezas.

Y luego resulta que tu iniciativa, tu negocio, tu empresa (¡sorpresa!) no funciona. Que no eres uno de los que luego se dedica a dar charlas por el mundo contando cómo lograste facturar 10 millones de euros en sólo dos años. Pero en ese camino es en el que realmente has aprendido qué es lo que se debe (y no) hacer, aunque tal vez para entonces hayas acabado con los ahorros de todo el que tienes alrededor y se te haya ido media vida en el intento. O no. En cualquier caso:  emprender no es un camino de rosas. Suena a música celestial aquello de “ser mi propio jefe” o “tener flexibilidad de horarios”… pero a la hora de la verdad, emprender puede tener más de negativo que de positivo. Lo que pasa es que lo positivo… es muy poderoso.

Pero emprender no es la solución a la desesperada para evitar el INEM, como tener un hijo no puede ser la forma de salvar una pareja. Emprender debe ser algo vocacional. Debes llevar esa inquietud, ese jode-jode en el ADN. Debes tener ese arrojo, esa capacidad para vencer el miedo al abismo que te persigue cada final de mes (como dice mi querido José Ramón), esa fuerza para superarte, esa capacidad de sacrificarte. Y mucho apoyo de tu entorno –o crearte tú mismo un entorno que te apoye!-

Emprender es como que te abrieran para hacerte una autopsia y tuvieras que andar así por la vida. Vas “con los  órganos fuera”. Estás poniendo tu piel, tu corazón, tu sangre, tu páncreas ahí fuera, porque tu empresa eres tú, es el reflejo directo de tus capacidades, tu habilidad, tu profesionalidad. Tienes que mostrar lo que vales, lo que tienes, lo que puedes constantemente porque EN TODO MOMENTO el emprendedor está vendiendo. Vendiendo su idea a posibles inversores, colaboradores, socios, consejeros… y vendiendo su producto a potenciales clientes, amigos de potenciales clientes, conocidos de potenciales clientes, asociaciones de potenciales clientes, cámaras de comercio de potenciales clientes… esa lista no acaba.

Y hablando del tema: casi mejor no me voy a cebar con la búsqueda de financiación. Esto es tema aparte. Si no tienes algo de dinero cerca –tuyo, de tus padres, tíos, amigos, pareja, ex -pareja, suegros, ex –suegros, abuelos, antiguos compañeros de universidad, padres de tus antiguos compañeros de universidad etc.- con el que empezar, malamente vamos. Las financiaciones y créditos que vayas a buscar, que no sean necesarios para poder dar el primer paso, porque entonces lascagao. No sé a quién le leía recientemente que a los tres meses de comenzar su empresa le llegó la primera buena noticia: le habían concedido la subvención de 6.000 euros que necesitaba para pagar la plataforma informática… solo que se la pagaron dos años después, cuando su empresa facturaba ya 1 millón de euros. Supongo que se pegó una buena cena, al menos.

¿Y sabéis qué me he dado cuenta que es importantísimo, es clave, es tan importante como la idea misma? Con quién haces el camino.

Hay que emprender con compañía. Para llevar una empresa hay que saber de negocio, saber de números, saber vender, saber publicitar, saber informática, saber gestionar… etc., etc., y no sé de nadie que lo sepa todo. Hay que encontrar un socio o socios y que cada uno pueda aportar a la empresa lo que mejor sabe hacer, complementando a los demás para abarcar todas las necesidades. Esto es CLAVE. Sí, te encantaría trabajar con tu amigo del alma pero resulta que habéis estudiado exactamente lo mismo, os gusta hacer lo mismo y estáis de acuerdo en todo… probablemente no sea tu socio ideal. Al menos no él solo.

Porque resulta que cuando pones en marcha tu empresa, por mucho que sea tuya, tu idea, tu desarrollo, tu dinero y tu gestión… ya es un ente que tiene vida propia, es como un hijo, y ahora las decisiones que tomes no pueden ser lo que sea mejor para ti sino lo que sea mejor para la empresa. Si quieres que funcione. (Igual que con los hijos!).

Yo no lo tengo fácil porque lo que busco son personas casi mágicas, Unicornios ;) para ser mis socios y colaboradores. Busco gente que le importe la gente. Busco personas que quieran marcar una diferencia en la vida de los demás. Busco talento, sentido del humor, buenagentismo, capacidad de comunicación, cero pretensionismo y muchas ganas de hacer las cosas bien. Como le decía a mi primo Jose esta mañana: “¡leche, esto es peor que encontrar pareja!” Es una pesadilla, como tener que volver a la discoteca a ligar!!! de verdad de la buena.

(…)

Los siguientes hitos son seguir incorporando acompañantes en esta aventura, y comenzar con la plataforma informática… ahíesná!! :) Con ganas!!!

Espero que os interese el tema porque seguro que seguiré hablando de ello ya que es lo que me toca de cerca en este momento y ya sabéis que lo que me inspira son las cosas que me pasan a mí misma o las que tengo cerca ;o) Por ahora quería contaros estas primeras ideas y experiencias, que tenía muchas ganas de compartir con vosotros. Y así además aprovechar para explicar la ausencia de tantas semanas!!!!

Seguimos en marcha!!! A construir nuestro futuro!!! Fuerza y valor!!!

(1) Cuando hablo de emprender en este post, no hablo de ser autónomo o freelance. De hecho, ya sabéis que sostengo que autónomos somos TODOS (al menos debemos gestionar nuestra carrera como si lo fuéramos). En este caso hablo de poner en marcha un negocio, una empresa. No obstante, hay muchas analogías con el que es autónomo, qué duda cabe.

(2) Matizando la afirmación anterior, hay iniciativas –dispersas- post-universidad, algunas mejores que otras, para informar y apoyar en el proceso. Pero la verdad, es difícil procesar la información, es complicado saber qué necesitas, es un lío decidir a cuál dirigirte. Uno piensa que nunca termina de cumplir con los requisitos de tal iniciativa, tal curso, tal encuentro, tal acelerador o quéséyo. Ah, porque encima el emprendedor guay debe hablar Klingon para entender de qué va todo esto.

Fuente http://zumodeempleo.com/2012/07/para-emprender-hay-que-hablar-klingon/

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante

 para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Sólo ingresa  tu dirección de correo en:

suscribete 02

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Ten la precaución de escribir bien tu dirección y luego debes confirmar la suscripción aceptando un mail que recibirás en tu casilla desde Feedburner. Sólo entonces estarás realmente suscripto !!

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar MUCHO más material relacionado a este tema que te interesa en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Comentarios (0)

  1. […] por zumodeempleo.com Si bien está siendo un año tremendamente emocionante en el aspecto profesional, también debo decir que está siendo uno de los más estresantes (y eso que ya me quejaba de esto m…  […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.