Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Emprendedores » La importancia del dominio de la industria antes de emprender

La importancia del dominio de la industria antes de emprender

Por Antonio Martin del Campo

Las personas que inician una empresa dentro de un sector en el que ya han trabajado previamente son más propensas a pegar un home run que quienes emprenden en un sector que apenas conocen.

Richard Branson, uno de los visionarios más grandes y toda una referencia en el mundo del emprendimiento, comentaba en una de sus conferencias: “Muchos millones de personas reclaman con orgullo el título de emprendedor. Por otro lado, un título que no ha recibido la atención que merece es el hermano pequeño del emprendedor: el intraemprendedor. Por definición, es un empleado que dentro de una corporación recibe libertad y apoyo financiero para crear nuevos productos, servicios y sistemas, que le dan libertad para no seguir las rutinas o protocolos habituales de la empresa. Si bien es cierto que todos los negocios necesitan un emprendedor para ponerlo en marcha, un crecimiento saludable requiere un poco de intraemprendedores que impulsen nuevos proyectos y exploren nuevas e inesperadas direcciones para el desarrollo de la empresa”.

Retomando este pensamiento y conforme a nuestra experiencia (mediante la cual hemos podido observar el comportamiento de más de 200 emprendedores a lo largo de la última década), podemos afirmar que la innovación muy a menudo surge desde dentro de un campo en específico como resultado de una profunda experiencia en una industria determinada y con ejercicios constantes en la resolución creativa de problemas”.

Para fortalecer aún más el punto, según uno de los libros más populares de la última década, escrito por Malcolm GladwellOutliersThe Story of Success: Los emprendedores fuera de serie son personas verdaderamente excepcionales que, en su campo de especialización, son tan superiores que definen su propia categoría de éxito. Bill Gates es un emprendedor fuera de serie, como lo fue Steve Jobs.

En su libro, que siguió a otros de los más vendidos (The Tipping Point y Blink)Gladwell investiga las verdaderas razones del éxito. Aquí hay tres puntos destacados de su investigación.

La regla de las 10,000 horas

Gladwell se encuentra entre los autores que han tomado la regla general de las 10,000 horas: atribuye el rendimiento excepcional de prodigios y mega estrellas, como The Beatles y Mozart, a sus miles de horas de trabajo. Conocer un área a profundidad mediante la práctica permite observar grandes oportunidades de negocio y practicar soluciones e innovaciones antes de emprender un negocio propio o alcanzar el éxito masivo.

Una gran inteligencia (IQ) no es garantía de éxito

Dicen que en el fútbol, los brasileños son los más talentosos y los alemanes los más disciplinados; sin embargo, nadie habla de los más inteligentes dentro del campo debido a que la inteligencia por sí sola no gana partidos.

En nuestro inconsciente colectivo, se acepta que las personas con un alto coeficiente intelectual tienen mayor probabilidad de lograr el éxito que quienes tienen un coeficiente intelectual más bajo.

Gladwell desafía esta suposición citando un estudio realizado por Lewis Terman, profesor de psicología, quien observó a 1,500 niños con un coeficiente intelectual de más de 150 y llegó a la conclusión de que, aunque definitivamente hay una relación entre un alto coeficiente intelectual y un excelente rendimiento en la vida, esta relación disminuye y desaparece más allá del nivel de IQ de 120.

Normalmente, el coeficiente intelectual se mide utilizando pruebas de convergencia que requieren que el ejecutante elija una solución de una serie de opciones. Gladwell sugiere que es mejor utilizar pruebas divergentes, lo cual requiere que las personas encuentren tantas soluciones como sea posible a un problema en específico. Esto lleva al pensamiento creativo.

La conclusión del citado estudio fue que ser inteligente no significa automáticamente que tendrás éxito, aunque te da una mayor oportunidad de alcanzarlo; sin embargo, aquellos con un IQ promedio o bajo pueden tener casi las mismas posibilidades de ser exitosos al confiar en su pensamiento creativo.

Detectar y aprovechar las oportunidades importa

Una de las máximas del libro es que las oportunidades son exponenciales. La mayoría de las personas pasan por alto muchas oportunidades y ventajas que hacen que los emprendedores sobresalientes brillen más que los demás.

Como hemos visto, el éxito se atribuye a características individuales, como la capacidad de trabajar duro, el talento natural o estar altamente motivadono obstante, Gladwell descubrió que los emprendedores sobresalientes cumplen con estos aspectos además tienen un súper poder: la capacidad de acceder a algunas oportunidades que sus competidores no tienen.

Si estás familiarizado con los entresijos de una industria, después de haber trabajado en ella, y tienes una red profesional sólida, tus probabilidades de éxito siempre serán mayores.

Los intraemprendedores pueden ser un gran paso, un round de sombra que sin duda adicionará recursos por demás valiosos al emprendedor antes de dar ese gran salto.

El conocimiento de la industria es uno de los factores clave para la selección de los emprendedores en la mayoría de los programas de 02X México; de hecho, ésta es una de las lecciones más honestas que hemos aprendido: el éxito no es una casualidad, sino la suma de variables dentro de una tormenta perfecta.

Fuente: https://www.liderempresarial.com/la-importancia-del-dominio-de-la-industria-antes-de-emprender/

Lectura relacionada  Consejos para presentar planes de negocio

 

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.